EFEMadrid

La vivienda se encareció en España un 5,1 % en 2019, con lo que encadenó seis años de subidas, aunque este ritmo continuó moderándose e, incluso, en la recta final registró un descenso trimestral, algo que no ocurría desde hace cuatro años.

Según los datos difundidos este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), entre el tercer y el cuarto trimestre del año el precio de la vivienda bajó el 0,6 %, lastrada por la de segunda mano, que descendió el 0,7 %, mientras que la nueva lo hizo el 0,2 %.

TRES AÑOS DE DESACELERACIÓN

El encarecimiento del 5,1 % al cierre de 2019 supone un 1,6 % menos que en 2018, lo que confirma la desaceleración de los últimos tres años, gracias a los pisos de segunda mano, ya que los nuevos se encarecieron un 7,3 %, el mayor aumento desde 2007.

La contención del crecimiento se debió principalmente al comportamiento en el cuarto trimestre, cuando el precio medio subió un 3,6 %, el menor aumento en casi cinco años (desde el primer trimestre de 2015) y una caída de más de un punto respecto al mismo periodo de 2018.

Los precios de los pisos llevan seis años al alza, pero el ritmo de crecimiento ha ido evolucionando a la baja: un 0,3 % en 2014; 3,6 % en 2015; 4,7 % en 2016; 6,2 % en 2017; 6,7 % en 2018 y 5,1 % en 2019.

La vivienda nueva y la usada presentan una evolución distinta, ya que la primera subió un 7,3 % en 2019, 0,9 puntos más que del año anterior, mientras que la de segunda mano se desaceleró en mayor medida, al subir un 4,7 % en 2019, 2,1 puntos menos que en 2018, cuando aumentó un 6,8 %.

Por comunidades, donde más se encarecieron los pisos en 2019 fue en Aragón (6,1 %), Baleares (6 %), Comunidad de Madrid (5,9 %), Andalucía (5,4 %) y Cataluña (5,2 %), además de Ceuta (7,7 %).

Y donde menos subieron fue en Extremadura (2 %), seguida de Cantabria (3,1 %) y Castilla-La Mancha (3,5 %).

EL FRENAZO DE FINAL DE AÑO

Respecto a los precios registrados en el cuarto trimestre, hechos públicos también este martes por el INE, subieron un 3,6 %, el menor aumento desde el primer trimestre de 2015 y una caída de más de un punto respecto al mismo periodo de 2018.

Los precios de la vivienda nueva subieron en el cuarto trimestre un 5,3 % respecto al mismo periodo de 2018, 1,3 puntos menos que el trimestre anterior, mientras que los de segunda mano bajaron un punto, hasta el 3,4 %.

LOS EXPERTOS NO DESCARTAN CAÍDAS DE PRECIOS EN 2020

El portal inmobiliario Fotocasa espera que la moderación de precios continúe y no descarta que este año se registren las primeras caídas, sobre todo en los pisos de segunda mano.

"Vemos una moderación de los precios y en 2020 continuaremos con esta moderación o incluso a final de año podremos ver alguna caída en los precios, sobre todo en zonas que están más tensionadas, como Madrid o Barcelona", ha dicho a Efe su director de Estudios y Formación, Ismael Kardoudi.

Sobre el efecto del coronavirus en el mercado residencial, ha apuntado que está por ver en los próximos meses, pero ha recordado que "toda inestabilidad en cualquier mercado afecta directamente al mercado de la vivienda" y que "cualquier efecto en el contexto macroeconómico nacional o internacional afecta".

Desde pisos.com, su director de Estudios, Ferran Font, ha destacado que desde que se inició la recuperación las cifras "no han abandonado la moderación y solo han superado ocasionalmente el 7 % en el periodo máximo de crecimiento", y que esa moderación "también afecta a la obra nueva, que dejó los dos dígitos en el ritmo interanual hace dos trimestres y que ahora se sitúa muy poco por encima del 5 %".

Font también ha subrayado la existencia de un mercado a doble velocidad y la contención tanto en Madrid como en Cataluña, que históricamente han liderado esta estadística y este trimestre han dejado paso a Aragón y Baleares.