EFEMadrid

La subida del precio del petróleo está afectando este martes a la cotización de las aerolíneas en Bolsa, con caídas superiores al 4 % en el caso de Ryanair y EasyJet, de más del 5 % en el de Air France-KLM, o del 3,7 % en el del grupo IAG, al que pertenece Iberia y Vueling.

El barril de petróleo Brent para entrega en junio ha abierto la sesión de este martes al alza en el mercado de futuros de Londres y cotizaba a 74,47 dólares, un 0,63 % más que al cierre de la jornada anterior, que finalizó con una subida de casi un 3 %.

La tendencia alcista que muestra el Brent se produce después de que Estados Unidos decidiera no prorrogar las exenciones a las sanciones al sector petrolero iraní.

Los títulos de otras compañías aéreas como Lufthansa están perdiendo un 2,2 %, las chinas Southern y Eastern, un 7,4 % y un 8,6 %, respectivamente, o American Airlines, un 2,6 %.

Para el analista de XTB Joaquín Robles, se trata de una caída "puntual", condicionada sobre todo por la reciente subida del precio del crudo, que se ha encarecido un 30 % en lo que va de año.

Puntualmente, el día de hoy la subida del petróleo es lo que está pesando sobre las aerolíneas porque, obviamente, esto supone sufragar unos mayores gastos que se traducen en menores ingresos y beneficios o se trasladan al precio de los billetes.

Además, "en el caso de que haya una desaceleración económica, también puede ser que se reduzca ligeramente el tráfico aéreo".

En los últimos días, el precio ha vuelto a perforar esos máximos anuales prácticamente a la cota de 75 dólares y parece que encaminándose hacia ese rango de los últimos seis años de entre 80 y 85 dólares, ha agregado.

"La verdad es que no confiábamos en que el petróleo pudiera seguir subiendo una vez superados los 70 dólares, pero hay muchos factores que lo están favoreciendo", ha indicado.

Seguramente, la cotización del sector se irá estabilizando en los próximos días porque "las aerolíneas son empresas que conviven siempre con la evolución de los precios del crudo".

El año pasado "lo tuvimos en 85 dólares y no por ello se comportaron peor", pero es verdad que tendrán que hacer sus ajustes y coberturas y, a lo mejor, llevar a cabo cambios de estrategia porque, al final, el petróleo es uno de sus principales costes.