EFEMadrid

Los salarios pactados en los convenios colectivos han acelerado tres décimas su subida, hasta rozar el 2,3 %, durante el primer año de vigencia del IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) que lograron cerrar patronal y sindicatos hace casi un año.

La semana que viene cumple un año el IV AENC, que fue rubricado el 5 de julio de 2018 por las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT con las directrices que empresas y trabajadores deben aplicar en la negociación colectiva en los tres años de vigencia del acuerdo (2018-2020).

El IV AENC recomendaba para cada uno de los tres años de vigencia un incremento salarial fijo del 2 %, más un punto adicional ligado a la evolución de productividad o resultados de las empresas, así como llegar en 2020 a un salario mínimo en convenio de 14.000 euros anuales.

Desde que se rubricó el acuerdo hasta mayo de este año (último dato disponible), los convenios colectivos han pactado una subida salarial media del 2,21 %, que ha sido superior en los de empresa (2,51 %) e inferior en los de ámbito superior (2,11 %).

Para el responsable del Gabinete Económico de CCOO, Carlos Martín, esta evolución ha sido "muy positiva", gracias a una negociación colectiva más dinámica que ha logrado que los salarios participen de la prosperidad de las empresas.

Pese a ello, "siguen ahí" las "fuerzas estructurales que introdujeron las reformas laborales", debilitando la posición de los trabajadores a la hora de negociar con el empresario sus condiciones de trabajo.

El secretario de Política Sindical de UGT, Gonzalo Pino, cree que la subida salarial tendría que ser superior, porque la situación de recuperación económica debería conllevar un mayor reparto de la renta, si bien la moderada inflación ha logrado que los sueldos ganen poder adquisitivo.

A su juicio, la subida de los salarios tendría que haber superado el 2,5 % en el primer año del AENC y acercarse durante los dos años siguientes al 3 %.

Pino asegura que en el alza salarial ha influido también la subida del 22,3 % del salario mínimo (SMI) a 900 euros en 2019, algo en lo que coincide con la directora de Relaciones Laborales de la CEOE, Rosa Santos.

Santos destaca que el aumento en algunas categorías y sectores ha sido "muy importante (...) superando con mucho las pretensiones del propio AENC".

Para Santos, el alza salarial media del 2,21 % "está muy bien", dado que el punto adicional que recogía el acuerdo estaba ligado a productividad y resultados, y, por tanto, era variable.

El IV AENC contaba con un anexo en el que CEOE, Cepyme, CCOO y UGT se comprometían a desarrollar con el Gobierno una serie de puntos, entre los que destacaba la modificación del artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores para atajar la subcontratación garantizando las condiciones laborales en los procesos de descentralización productiva.

También planteaban poner en marcha medidas destinadas a evitar el despido mediante la adaptación de jornada, abordar mejoras en el ámbito de la formación y cualificación profesional, y atajar el absentismo y la economía sumergida.

El acuerdo contemplaba asimismo la jubilación forzosa a la edad ordinaria siempre que se tenga acceso a la pensión completa, la recuperación del contrato relevo y varias medidas en materia de igualdad de género.

Santos asegura que algunos de estos puntos han quedado "superados" por las normas aprobadas en los últimos meses, como el decreto ley de igualdad laboral, en tanto que ha confiado en que la formación del nuevo Gobierno permita a los agentes sociales sentarse a abordar otros en las mesas de diálogo social, como el absentismo o la economía sumergida.

Lo que sí se ha reactivado ya ha sido la comisión de seguimiento del IV AENC, que ha tenido una primera reunión centrada en el registro de jornada, en la que patronal y sindicatos expusieron sus puntos de vista sin lograr consensuar una recomendación para su aplicación en la negociación colectiva.