EFEBuenos Aires

Las concesionarias de las dos mayores autopistas por peaje de acceso a Buenos Aires, cuyo principal accionista es el grupo español Abertis, rechazaron este martes la revisión que el Gobierno argentino realiza sobre el proceso de renegociación de los contratos de concesión.

En comunicados remitidos a la Bolsa de Bosa de Buenos Aires, tanto Autopistas del Sol (Ausol) como el Grupo Concesionario del Oeste (GCO) dejaron "planteada la nulidad e improcedencia" del proceso de revisión que lleva adelante el Ministerio de Obras Públicas de Argentina.

El Gobierno de Alberto Fernández puso bajo revisión los acuerdos de renegociación de los contratos de concesión del Acceso Norte, administrada por Ausol, y el Acceso Oeste, bajo gestión de GCO.

Ambas renegociaciones se firmaron en 2018, durante el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019), que extendió ambas concesiones hasta 2030.

El pasado 29 de julio ambas empresas había sido notificadas de este proceso administrativo de revisión y de "objeciones" planteadas por el Ministerio de Obras Públicas "en relación con la legitimidad" de los acuerdos de 2018.

En respuesta a estas objeciones, las empresas expresaron que los acuerdos son "plenamente legítimos" y fueron aprobado por el Ejecutivo nacional "luego de un proceso en el que se cumplieron con todas las instancias de control establecidas en la normativa aplicable".

El Grupo Concesionario del Oeste está participado por Autopistas Concesionaria Española (Acesa, empresa del grupo español Abertis, con 42,8 % de las acciones), el grupo malayo IJM (20,10 %) y el fideicomiso Supervene I (5,73 %), mientras que el resto de las acciones se cotizan en la Bolsa de Buenos Aires.

En tanto, Autopistas del Sol está participada por Abertis (31,59 %), la firma italiana Webuild (19,82 %) y la argentina Natal Inversiones (14,12 %), mientras que el resto de las acciones está bajo oferta pública.