EFEMadrid

Las grandes economías europeas cerraron 2021 con importantes aumentos de PIB -del 7 % en Francia, el 5 % en España y el 2,8 % en Alemania- a pesar del recrudecimiento de la pandemia en los últimos meses del año, según los datos avanzados este viernes y a la espera del de Italia, que se conocerá el lunes.

Tras un 2020 marcado por la contracción económica debido a los duros confinamientos por la pandemia de coronavirus, el ejercicio 2021 ha supuesto el inicio de la recuperación en las grandes economías europeas, que a pesar de ello han tenido que enfrentar retos como la inflación, los problemas en las cadenas de suministro globales o, en la recta final del año, la variante omicron.

ESPAÑA

La economía española cerró 2021 con un crecimiento del 5 %, la mayor tasa en 21 años, tras haber registrado en 2020 la mayor contracción de la serie histórica (10,8 %). El repunte de la economía se sitúa un punto y medio por debajo de lo previsto por el Gobierno.

El crecimiento se apoyó en el consumo nacional, que aportó 4,6 puntos, mientras que la demanda externa representó 4 décimas del repunte.

Este avance, el mayor desde el año 2000, se produce a pesar de la ralentización del último trimestre, cuando el recrudecimiento de la pandemia contrajo el consumo de los hogares.

El Ministerio de Asuntos Económicos ha destacado que el crecimiento de 2021 coloca al país "en una buena situación de partida" para lograr un "intenso" avance del PIB en 2022 y 2023 gracias a los fondos europeos.

FRANCIA

La economía francesa registró en 2021 el mayor crecimiento anual desde hace 52 años, con una subida del 7 % de su PIB tras la contracción económica del 8 % experimentada en 2020.

El avance del PIB francés, superior en tres décimas al previsto por el Gobierno, supone que "la economía francesa supera la riqueza que tenía en 2019 y recupera el nivel anterior a la crisis", según su ministro de Economía, Bruto Le Maire.

La producción de bienes y servicios se convirtieron en la locomotora del crecimiento, con una subida del 7,4 %, aunque todavía no han recuperado el nivel medio de 2019, mientras que el consumo interno creció un 4,8 %, y las inversiones, un 11,6 %.

ALEMANIA

La economía alemana creció en 2021 un 2,8 %, una décima más de lo que se había estimado inicialmente, a pesar de que el cuarto trimestre del año registró una contracción asociada al empeoramiento de las condiciones sanitarias.

El impacto de la variante ómicron supuso una bajada del consumo que atenuó el dinamismo de los primeros trimestres del año, un factor al que se unió la caída de la actividad en el sector de la construcción.

La economía alemana se contrajo un 4,9 % en 2020.

ITALIA

El crecimiento del PIB de Italia de 2021 no se conocerá hasta el próximo lunes, pero su ministro de Economía, Daniele Franco, avanzó este jueves que el repunte será de "cerca de un 6,5 %", un dato que supera el 6 % proyectado por el Gobierno pero insuficiente para volver a niveles prepandemia tras el retroceso del 8,9 % experimentado en 2020.