EFEMadrid

La firma de nuevas hipotecas para la compra de una vivienda frenó su crecimiento hasta el 2,7 % en 2019, el sexto año consecutivo al alza tras siete años de caídas, aunque fue el incremento más moderado desde 2014 y sumó 357.720 contratos, la cifra más alta desde 2011.

Según los datos provisionales publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el importe medio de esos contratos creció un 6 % y se situó en 125.007 euros, el más elevado en los últimos once años.

Sólo en diciembre se firmaron 30.285 nuevas hipotecas para adquirir una vivienda, un 43 % más que un año antes, el porcentaje más alto desde que comenzó la serie, en 2003, y que se produjo después de cuatro meses de caídas, explica el INE.

Algunos expertos consultados por Efe atribuyen este incremento a motivos estacionales, ya que en diciembre es habitual, debido a las estrategias comerciales de las entidades, aunque otros creen que se debe más bien a una venta de inmuebles "de algún banco que se haya financiado con hipotecas sobre cada inmueble".

Desde idealista lamentan que el INE no facilite el desglose, por lo que no se puede distinguir entre las hipotecas concedidas a personas físicas y jurídicas, y avisan que 2019 se ha cerrado con un aumento en el número de hipotecas, pero con un descenso de las compraventas.

Este escenario divergente, añaden, será la tónica general durante los próximos meses, ya que tras la retirada de muchas operaciones de inversión, sólo se mantienen las compraventas que necesitan financiación y que realizan las familias.

Sobre estos datos mensuales, el portavoz de la patronal de la banca española, AEB, José Luis Martínez Campuzano, considera que confirman la "normalización" de la formalización de hipotecas tras la adaptación de los últimos meses que había deprimido las cifras por los nuevos requisitos de información a que obliga la nueva Ley de Crédito Inmobiliario.

"La nueva normativa ha reforzado la transparencia y la seguridad jurídica para preservar un mercado que es fundamental para las familias españolas", añade Martínez Campuzano.

Asimismo, un 56 % de los contratos firmados en diciembre se firmó con arreglo a un tipo de interés variable, y un 44 %, a tipo fijo.

Volviendo a los datos anuales, el valor de todos los préstamos que se constituyeron en 2019 se situó en 44.717,50 millones de euros, un 18,1 % más que el año anterior.

Para el director de estudios del portal inmobiliario pisos.com, Ferran Font, la tendencia a la contención que se aprecia en el crecimiento de las hipotecas también se debe, en parte, a que 2019 fue un año electoral y eso contribuye a que los compradores aplacen esta decisión.

En total, las entidades financieras prestaron en 2019, 72.596 millones de euros en hipotecas para cualquier fin (un 4,5 % más), de los que 70.021 millones eran para financiar la compra de fincas urbanas (el 4,3 % más) y otros 2.574 millones, para adquirir fincas rústicas (el 9,4 % menos).

La cifra total de hipotecas para todos estos fines alcanzó los 492.594 contratos al cierre del ejercicio tras crecer un 2,2 % interanual.

En cuanto a los tipos de interés, solo en diciembre, las hipotecas sobre viviendas se constituyeron con un tipo medio al inicio del 2,53 % (un 3,5 % superior al del mismo mes de 2018) y un plazo medio de 23 años.

En todo el año, las comunidades con mayor número de hipotecas constituidas sobre viviendas fueron Madrid (69.616); Andalucía (67.845) y Cataluña (57.787).

Aquellas en las que se prestó más capital para la constitución de hipotecas sobre viviendas fueron Madrid (11.739,5 millones de euros), Cataluña (8.562 millones) y Andalucía (7.382 millones).

Las comunidades en las que más aumentó la cifra de hipotecas sobre viviendas en 2019 fueron Castilla-La Mancha (17,9 %); Valencia (6,8 %) y Murcia (6,1 %), en tanto que las que vieron caer el número de préstamos fueron siete, encabezadas por Navarra (-9,4 %); La Rioja (-6,1 %) y Baleares (-3,6 %).