EFEMadrid

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España han seguido en noviembre en "caída libre" por la escasez de semiconductores y la bajada de la demanda por la crisis económica derivada de la pandemia, según las patronales del sector, que acusan al Gobierno de agravar esta situación con su decisión de vetar en los Presupuestos las enmiendas de la oposición dirigidas a mejorar la fiscalidad del automóvil.

En noviembre se han matriculado 66.339 turismos y todoterrenos, lo que supone una bajada del 12,3 % respecto al mismo mes de 2020 y del 28,7 % si la comparativa se hace con el mismo período de 2019, según han informado hoy las patronales de fabricantes Anfac, de concesionarios Faconauto y de vendedores Ganvam.

De enero a noviembre de 2021, se han vendido 773.396 unidades, un 4 % más que en los once primeros meses de 2020, pero un 33 % menos que en el mismo periodo de 2019.

Por canales, el de alquiladores registra la peor caída en noviembre, con un descenso de las entregas del 23 % (hasta las 3.230 unidades), mientras que el de particulares es el que menos desciende, un 11,1 % y 34.436 unidades. El de empresa se deja el 12,4 %, hasta 28.733 unidades

Sus emisiones medias de CO2 han sido de 120,5 gramos/km, el 6,6 % por debajo de las registradas en noviembre de 2020.

Por carburantes, el 40,8 % de las nuevas matriculaciones son gasolina (la media del año es del 45,9 %), el 18,4 % diésel (frente al 19,8 % anual) y el 28,4 % son del apartado "Resto (incluyen eléctricos puros, híbridos, híbridos enchufables, hidrógeno y gas natural y licuado del petróleo).

La marca más vendida en noviembre fue Peugeot (5.797 unidades) y en el acumulado Seat (65.548), mientras que el modelo líder del mercado fue el Dacia Sandero (2.264 unidades) el mes pasado y el Seat Arona (20.053) en los once primeros meses del año.

Por comunidades, las matriculaciones cayeron en todas (lideradas por Castilla-La Mancha, el 32,3 % menos, y Navarra, el 30,4 %), salvo en Asturias (3 % más), Baleares (5,8 % más) y Canarias (7,4 %)

En noviembre además se matricularon 10.472 vehículos comerciales ligeros, el 33 % menos que en 2020; y en el acumulado de los once primeros meses 140.984 unidades, el 0,4 % menos en tasa interanual.

Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses también bajaron en noviembre, el 15,2 % y 2.283 unidades; mientras que en el acumulado crecen el 7,2 %, hasta 21.075 unidades. Los industriales pesados reducen sus ventas el 18,8 % y los industriales ligeros el 33 %.

Para Anfac la eliminación, por parte del Gobierno, de las enmiendas de la aposición al proyecto de ley de Presupuestos 2022 dirigidas a mejorar la fiscalidad del automóvil e impulsar su recuperación supone "un impacto negativo que agrava los problemas", por lo que urge una política integral con medidas "ágiles, contundentes y de calado".

Según Faconauto, se han frenado las caídas tan pronunciadas de los últimos meses, pero la tendencia sigue a la baja, ya que noviembre de 2020 fue un mes malo. Sin embargo ve esperanzas en que ya se ha generado una cartera de 100.000 pedidos que se convertirán en matriculaciones el año que viene, aunque les afectará la subida del impuesto de matriculación, que pide al Gobierno que congele.

Ganvam adelanta que, mientras que 2021 será el segundo año consecutivo de caídas (se acabará con unas 855.000 matriculaciones), el Gobierno se lo pone todavía más difícil al comprador a partir de enero