EFEMadrid

Las tres principales operadoras del país (Telefónica, Orange y Vodafone) afrontan la segunda mitad del año con un horizonte de inversiones superior a los 1.000 millones de euros solo en espectro 5G, después de una primera mitad de 2021 en el que han visto descender sus ingresos en algo más de un 1 %.

En un mercado de fuerte competencia en el sector, en el que las telecos van reduciendo sus márgenes, Telefónica, Orange y Vodafone tendrán que desembolsar de forma inminente más de 1.000 millones de euros que acaban de ofrecer en la subasta del espectro de los 700 Mhz, una de los prioritarios para el 5G, por los bloques de frecuencias que han adquirido.

Según han informado a EFE fuentes del sector, por este espectro comprado en esta banda de 700 Mhz, cada operador tendrá que pagar de forma adicional, solo por las tasas, algo más de 15 millones de euros al año.

Esta cuantía se suma a los impuestos que deben pagar los operadores por la banda de los 3,5 Ghz, que se subastó hace dos años, pero por la que tienen que abonar una media anual de unos 20 millones cada uno.

Esto supone que cada una de estas tres telecos tendrán que pagar alrededor de 35 millones de euros al año solo por las tasas del espectro 5G adquirido en estas dos bandas (700 Mhz y 3,5 Ghz). Teniendo en cuenta que la concesión es por 40 años, solo en tasas pagarían 1.400 millones de euros, al margen de lo que hayan abonado por los bloques adquiridos durante la subasta 5G y en caso de que este impuesto se mantuviera como está.

Para el 5G, la UE ha escogido tres tipos de bandas, la de 700 Mhz, la de 3,5 Ghz, y la de 26 Ghz. Las dos primeras ya han sido subastadas, la última hace una semana. La de 26 Ghz, aún no tiene fecha para ello.

Los tres operadores pujaron 1.010,9 millones de euros por la banda de 700 Mhz, con lo que elevaron un 15 % el precio de salida.

Vodafone y Orange tendrán que pagar 350 millones de euros cada uno por el bloque de espectro que adquirieron y Telefónica 310,09 millones de euros. En este caso, el sistema de pago de este espectro es único, con lo que lo tendrán que abonar en cuanto así se les requiera la Administración central, es decir, de forma inminente.

INGRESOS DE 10.550 MILLONES HASTA JUNIO, UN 1,04 % MENOS

Este pago lo tendrán que afrontar tras obtener unos ingresos en su conjunto en España en este primer semestre del año de 10.550 millones de euros, un 1,04 % menos que el año pasado. Telefónica ingresó 6.095 millones de euros, un 0,2 % menos que el año pasado; Orange, 2.368 millones de euros, -5,1 % y Vodafone, 2.087 millones de euros 1,75 % más.

(En el caso de Vodafone, los ingresos de este semestre -de enero a junio- se han obtenido al sumar su último trimestre fiscal -de enero a marzo- con el primer trimestre de 2022 -de abril a junio-. El año contable de Vodafone no coincide con el de Telefónica y Orange).

Sumadas sus cifras de negocio de forma conjunta en España, los ingresos de las telecos han bajado este semestre pero menos que el año pasado.

En 2020, las tres telecos facturaron un total de 21.518 millones de euros en España, un 4 % menos que en 2019, en una tendencia que les ha ido acercando a cifras del año 2000, cuando tenían la mitad de altas a móviles, internet apenas había despegado y operaban con el doble de plantilla.

Estos ingresos los registraron en un contexto de coronavirus, de fuerte competencia del sector, de crecida de demanda de servicios y de descenso de turistas con el consiguiente efecto en la facturación por 'roaming'. Aunque los ingresos se han ido recuperando aún no están en crecimiento.

OPERADORES QUE INVIERTEN Y ACTORES QUE DESTRUYEN MÁRGENES

El último en hablar claro ha sido el consejero delegado de Orange España, Jean François-Fallacher, el único que ha comparecido ante la prensa para presentar los resultados del trimestre, cuando ha afirmado que el mercado español es "hipercompetitivo".

Según ha explicado, existen tres operadores (Telefónica, Orange y Vodafone) que son los que están invirtiendo y, paralelamente, existen "varios actores que usan las redes y están destruyendo los márgenes en el mercado".

"Nos gusta la competición" pero en este caso lo que se produce es que los tres operadores que están invirtiendo "van a tener menos capacidad para ello si esta situación permanece".

A su juicio, "el desafío es un equilibro adecuado entre los que invierten y no".

Aunque no han comparecido para presentar resultados, tanto el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, así como el consejero delegado de Vodafone España, Colman Deegan, han pedido en reiteradas ocasiones un nuevo marco impositivo y una regulación del mercado que se tenga en cuenta la pluralidad de actores en el sector en España.

El Gobierno ha anunciado varias medidas para favorecer que estos tres operadores sigan invirtiendo, tales como incrementar el periodo de concesión de espectro 5G de 20 a 40 años, así como liberarles de pagar la tasa que tienen que abonar a TVE.

Los ingresos de estos tres operadores no han caído solo en España. Como grupo han ingresado en este primer semestre del año, 63.454 millones de euros, un 1,27 % menos que en el mismo periodo del año pasado.

Belén Molleda