EFEParís

Las ventas de vehículos nuevos cayeron un 32,4 % en Francia en julio pasado con respecto al mismo periodo del año anterior, mientras que en lo que va de año subieron un 18,4 %, indicó la patronal del sector.

En total, se vendieron 148.086 vehículos en julio, frente a los 218.904 del mismo mes de 2020.

La caída de turismos fue más importante, con una reducción del 35,3 % hasta los 115.711 coches, mientras que los vehículos industriales se redujeron un 18,9 % hasta los 39.924.

En lo que va de año en Francia se han vendido 1.313.806 vehículos, frente a los 1.109.872 de los siete primeros meses de 2020.

La subida del número de turismos fue del 16,1 % hasta los 1.038.476, mientras que los vehículos industriales subieron un 28 % hasta los 275.330.