EFEMadrid

La cifra de negocios de la industria subió en julio, primer mes completo sin medidas de restricción de la movilidad a causa de la pandemia, un 6,5 % respecto del mes anterior, si bien ha caído un 11,1 % en tasa interanual, en el que es su menor descenso desde marzo, según los datos del INE.

La tasa anual se sitúa en el 11,1 % en la serie corregida de efectos estacionales y de calendario, y en el 10,6 % en la serie original.

En una nota, el Instituto Nacional de Estadística (INE) aclara que a partir del fin del estado de alarma, el 21 de junio, y con la nueva normalidad, la industria ha seguido recuperando ritmo en el mes de julio, con un crecimiento mensual de la cifra de negocios del 6,5 %, eliminando los efectos estacionales y de calendario.

Los sectores que más aumentaron su cifra de negocio mensual fueron el de confección de prendas vestir (17,2 %), seguido de la fabricación de bebidas (16,9 %) y la de muebles (15,2 %).

En el sector servicios, la facturación cayó en todas las comunidades autónomas y en conjunto bajó un 13,7 % interanual tras cinco meses de descenso, aunque se trata también de la menor caída desde el estado de alarma, en marzo de este año.

Los mayores retrocesos de facturación en este sector corresponden a las agencias de viaje (82,9 %); el transporte aéreo (74,1 %); los servicios de alojamiento (67,1 %), y el transporte por taxi (59,1 %).

Sin embargo, respecto del mes anterior, en julio la facturación del sector creció un 7,9 %, con lo que suma ya tres meses al alza.

Los mayores aumentos se dieron en servicios de alojamiento (236,2 %), agencias de viaje (99,3 %) y servicios de comida y bebida (33,2 %).

En los siete primeros meses del año, la facturación de la industria ha bajado, de media, un 16 %, y con los datos desestacionalizados, un 16,3 %; en el sector servicios, las ventas disminuyeron un 17,7 % de media, y un 17,6 % con datos desestacionalizados.

En conjunto, la tasa anual de la cifra de negocios de la Industria prosigue su recuperación, señala el INE en su comunicado, aunque se mantiene por debajo de los niveles de julio de 2019, al bajar un 11,1 %.

El descenso de la producción y la bajada de precios en las coquerías y el refino de petróleo ha provocado que esta actividad registre la tasa anual más negativa, del 44,4 %, seguida de la industria del cuero y del calzado, con un 26,8 %.

Por su parte, la fabricación de motocicletas, bicicletas, vehículos para discapacitados y otro material de transporte, ha registrado un aumento del 32,1 %; la industria del tabaco, un 15,4 %, y la fabricación de aparatos domésticos, un 7,8 %, y son los segmentos que más incrementan su producción respecto a julio de 2019.

Por destino económico de los bienes, todos los sectores presentan tasas mensuales positivas, entre las que destacan los aumentos de bienes de equipo (7,8 %) y bienes intermedios (6,8 %).

No obstante, corregidos de efectos estacionales y de calendario presentan tasas anuales negativas todos los sectores analizados, entre los que destaca energía, que cae un 44,5 %.

Si se atiende al destino geográfico de las ventas, todos los mercados presentan tasas anuales negativas en julio, con un acusado descenso del 13,5 % en el mercado interior.

Y en cuanto al empleo, cayó un 6,1 % en tasa interanual en el mes de julio, tras sufrir en junio la mayor caída de la serie, del 7,1 %.

Desglosados los datos por comunidades autónomas, la cifra de negocios disminuye respecto a julio de 2019 en todas las comunidades autónomas, con las caídas más acusadas en Baleares (24,7 %), Asturias (24,4 %) y la Comunidad Foral de Navarra (18,1 %).

En el otro lado de la tabla, los menores descensos se dan en Galicia (2,2 %), Aragón (2,9 %) y la Comunidad Valenciana (5,0 %).