EFEMadrid

Los trabajadores autónomos gastarán este año en carburante 550 euros más que en 2018, hasta una media de 9.156 euros, frente a los 8.604 euros alcanzados el año anterior, según la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA).

Este incremento del gasto se debe a la subida del precio del carburante, ya que, según datos de UPTA, en 2018 el depósito se llenaba por 59,75 euros, mientras que actualmente el precio medio alcanza los 63,65 euros.

Desde UPTA han señalado que el precio del carburante puede variar alrededor de 8 céntimos por litro según donde se desarrolle la actividad. Así el precio medio del gasoil en Madrid se sitúa en 1,27 euros y en Asturias se incrementa en 5 céntimos en la misma petrolera.

"Si además de este incremento añadimos que la mayoría de los autónomos no los pueden repercutir, nos encontramos en una situación de pérdida de resultado de explotación que llegará hasta los 550 euros anuales", ha lamentado el presidente de UPTA, Eduardo Abad.

UPTA ha calificado de "alarmante" este incremento de los precios y ha criticado la posición del Ministerio de Economía al entender que continúa "empeñado" en equiparar los precios del diésel a los de la gasolina, y "no cede a la presión" de realizar cambios en las deducciones por gastos de carburantes" para que los autónomos "disfruten" de las mismas ventajas que las sociedades.