EFEParís

Los indicadores compuestos avanzados de la OCDE, que señalan por anticipado cambios en el ciclo económico, dejaron de deteriorarse para España en diciembre tras cinco meses consecutivos de caída.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indicó este jueves que el indicador para España subió cinco centésimas el mes pasado hasta 95,14 puntos, pese a lo cual se mantiene muy netamente por debajo del nivel 100 que marca la media de largo plazo.

Además, esos 95,14 puntos suponen la cuarta cifra más baja de los países de la organización, solo por encima de Islandia, Israel y Eslovaquia.

No obstante, la de diciembre es una estadística claramente mejor a la del pasado mes de abril, cuando en pleno marasmo por la crisis del coronavirus España se hundió a un mínimo de 91,49 puntos

En las grandes economías de la OCDE, los indicadores siguieron recuperándose el último mes del año, aunque a diferentes ritmos.

Estados Unidos y Japón continuaron apuntando, como en meses anteriores, a un ritmo de crecimiento estable. Eso empezó a ocurrir también para la zona euro como conjunto, y en particular para Alemania, Italia y Francia.

En el Reino Unido, sin embargo, el indicador muestra una vez más signos de ralentización de la actividad. En diciembre Londres estaba negociando con Bruselas un acuerdo para su salida de la Unión Europea que se consiguió pocos días antes de que se consumara el Brexit el pasado 1 de enero.