EFESan Fernando de Henares (Madrid)

Los peritos propuestos por Bankia en el juicio por la salida a Bolsa de 2011 han avalado este lunes ante la Audiencia Nacional la contabilidad que siguieron las siete cajas del grupo en el momento de su integración, y han insistido en que cumplieron con la normativa ya que "el sistema permitía la dotación de provisiones contra reservas".

Durante la prueba conjunta que celebra la sección cuarta de la sala de lo Penal, el economista Santiago Carbó ha calificado de "sorprendente" la versión de los expertos judiciales, para quienes las cuentas desde la creación de BFA hasta la reformulación de 2012 no "reflejaban la imagen fiel", y ha reiterado que el cargo contra reservas se hizo en todas las fusiones frías de la época.

En este sentido, ha querido recordar al tribunal que dicho tipo de procesos de integración "no los hemos inventado nosotros" sino que "es algo que tiene largo recorrido en Europa, unos 10 o 15 años".

Tanto Carbó como su compañero, Francisco Rodríguez, han aludido además a los errores de previsión de los organismos internacionales sobre el contexto macroeconómico, que daban "perspectivas de recuperación" que para las defensas fueron claves en el deterioro de BFA-Bankia.

Relato rechazado por los peritos judiciales Antonio Busquets y Víctor Sánchez Nogueras, que han remitido a un informe de la Comisión Ejecutiva del Banco de España de junio de 2010 en el que se habla de un entorno económico "muy adverso" para los siguientes dos años.

"Los peritos de parte dicen que la reformulación se pudo hacer por la crisis. Ni Banca Cívica ni Novacaixagalicia reformularon, y el perfil de riesgo de crédito era el mismo. Esto era España", han subrayado.

Acto seguido ha intervenido el experto propuesto por BFA Miguel Ángel Berzal, que ha desacreditado los informes de Busquets y Sánchez Nogueras al no compartir la técnica empleada, que considera insuficiente, pues del examen de los documentos se deduce que son incompletos al no haber podido acceder a determinada información.

Para llegar a la conclusión de que las cuentas no reflejan la imagen fiel, ha añadido Berzal, hay dos opciones: o bien un enfoque muestral o buen se revisa la totalidad de la cartera.

Si se hace lo primero, hay que seleccionar la técnica más adecuada y después ver su alcance, pero en los informes de los expertos judiciales "queda claro" que se ha revisado un número ínfimo de operaciones, menos del 1 % del total, ha sentenciado.

Busquets y Sánchez Nogueras comparecen a propuesta de la Fiscalía Anticorrupción, que pide entre cinco años y dos años y siete meses de cárcel para los antiguos gestores de Bankia (Rodrigo Rato, José Luis Olivas, José Manuel Fernández Norniella y Francisco Verdú) por presunta estafa a inversores.

Delito al que suman el de supuesta falsedad contable las acusaciones particulares y populares, como la que ejerce la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que solicita hasta doce años de prisión para una treintena de exdirectivos del grupo financiero y el socio auditor.