EFEMadrid

Los precios industriales registraron en junio una subida interanual del 15,4 %, dos décimas más que la de mayo y la tasa más alta desde octubre de 1983, es decir en casi 38 años, impulsados por la energía eléctrica y los bienes intermedios.

Según el Índice de Precios Industriales (IPRI) publicado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los bienes intermedios subieron un 13,7 %, casi un punto por encima del mes anterior, mientras que los bienes de consumo no duradero lo hicieron un 4,5 %, dos décimas más que en mayo.

Dentro de los bienes intermedios, destacan las subidas de precios en la fabricación de productos básicos de hierro, acero y ferroaleaciones mientras que bajan los de productos químicos básicos, compuestos nitrogenados, fertilizantes, plásticos o caucho sintético.

En los bienes de consumo no duradero, influyó la subida de los precios del procesado y conservación de carne, así como los de elaboración de productos cárnicos, frente al descenso registrado el mismo mes de 2020.

UN REPUNTE DE LA ENERGÍA DEL 35,2 %

En cuanto a la energía, aunque disminuye su tasa anual más de dos puntos, el repunte es del 35,2 %.

Esta evolución, explica el INE, es consecuencia del aumento de los precios del refino de petróleo, menor que el experimentado en junio del año anterior; mientras que los precios de la producción, transporte y distribución de energía eléctrica fueron mayores que en junio de 2020.

Con esta subida de junio, el IPRI encadena seis meses de incrementos en tasa anual desde que arrancó el año con un 1 % y que se ha acelerado desde abril cuando compara con los meses más duros de confinamiento.

En abril el repunte fue del 13 % para pasar al 15,2 % en mayo y este 15,4 % de junio.

En tasa mensual el incremento de los precios industriales de junio es del 2,2 % por el repunte de la energía, con un alza del 5,9 %, y bienes intermedios, con una subida mensual del 0,9 %.

Por regiones, y en tasa anual, el IPRI aumenta en 15 y disminuye en las dos restantes con los mayores incrementos en Asturias, Cantabria y Madrid, con subidas de 4,1, 2,4 y 1,7 puntos, respectivamente.

Por su parte, los descensos más pronunciados se dieron en Andalucía y Región de Murcia, con bajadas de 3,7 y 3,1 puntos, respectivamente.