EFEMadrid

El secretario general de Industria, Raül Blanco, prevé que "antes de fin de año" estén hechos los primeros pagos de las ayudas del proyecto para la recuperación y transformación económica (Perte) del vehículo eléctrico y conectado (VEC), a cuya convocatoria principal estima que se presenten entre 10 y 15 proyectos.

"Esa es la idea. La idea es que antes de fin de año tenemos que tener evaluados, resuelto y realizados los primeros pagos. Todo es muy complejo porque nunca ha habido una convocatoria de 2.975 millones de euros y de esta complejidad técnica", con proyectos de cadena de valor y no individuales de empresa, ha afirmado Blanco.

"Lo importante es que ya está en marcha", ha recalcado, en una entrevista en el programa Plan Europa, impulsado por EFE y KPMG

Blanco ha explicado que el plazo de esta convocatoria, correspondiente a la parte industrial del Perte VEC, se ha vuelto a ampliar, por segunda y última vez hasta el 3 de junio, para "garantizar que todos los proyectos se presentan y todas las solicitudes tengan tiempo de hacerlo".

"Esperamos tener entre 10 y 15 proyectos presentados", entre los que estarán los que ya lo han hecho público, como el grupo Volkswagen y Seat en alianza con 61 empresas, entre ellas otros fabricantes y empresas de componentes de automoción.

También Stellantis habría presentado al Perte un proyecto para la planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza) con inversiones que rondan los 230 millones de euros, según dijeron a Efe fuentes conocedoras del proyecto, que sería independiente del que impulsa el grupo para sus plantas de Vigo (Galicia) y Villaverde (Madrid).

A la convocatoria optarán "desde grandes proyectos vinculados a los grandes fabricantes de automoción, proyectos medianos y finalmente proyectos un poco más pequeños en tamaño de inversión", pero vinculados a lo que Blanco ha denominado "nuevos entrantes" en el sector, como "startups" (empresas emergentes), o empresas de movilidad de última milla, de vehículos eléctricos o de flota.

Otro de los nombres que ha trascendido es el de la firma surcoreana Iljin Materials, que ha anunciado esta semana una inversión de 600 millones para la construcción en Mont-roig del Camp (Tarragona) de una planta de producción de láminas de cobre para baterías de coches eléctricos.

"Creemos que se ha presentado dentro de una de las candidaturas. Así lo han hecho público", ha dicho Blanco.

El proyecto, que prevé la creación de 500 puestos de trabajo, "se ha venido trabajando en los últimos meses, y es fruto de la colaboración de tres administraciones, la Generalitat de Cataluña, el Ayuntamiento de Mont-roig del Camp y el Ministerio de Industria", ha añadido.

IMPACTO EN CASI TODO EL TERRITORIO NACIONAL

El Perte del vehículo eléctrico tendrá un impacto territorial "muy amplio", lo que se debe, entre otras razones, a que uno de los requerimientos es que tenga como mínimo presencia en dos comunidades autónomas, ha explicado Blanco.

"Prevemos que en un sector como la automoción, que está presente en toda la península, ese reflejo también vaya a estar en el Perte y que, por tanto, la práctica totalidad de las comunidades autónomas vaya a tener presencia dentro de los proyectos que estén en la convocatoria del Perte", ha estimado.

LAS AYUDAS DE LA PARTE INDUSTRIAL DEL PERTE AGROALIMENTARIO, PARA PRIMEROS DE 2023

Blanco también se ha referido en la entrevista al Perte Agroalimentario, en concreto al tramo dotado con 400 millones para impulsar la competitividad, sostenibilidad y trazabilidad de la producción de alimentos, cuya orden de bases saldrá a mediados de junio y la convocatoria, aproximadamente un mes después, en julio.

"La evaluación (de los proyectos) se realizará durante 2022, con lo que los pagos comenzarán a principios de 2023", ha dicho Blanco, que ha destacado que nunca antes había habido una convocatoria para el sector agroalimentario de este volumen, con 1.800 millones de euros en el conjunto de todas las líneas de actuación del Perte.

4.000 MILLONES EN AYUDAS EN "UN SEMESTRE TREMENDAMENTE COMPLETO"

Blanco ha destacado el esfuerzo que ha requerido la convocatoria de los Perte y ha señalado que entre enero y junio-julio de 2022, "un semestre tremendamente completo", se van a convocar 4.000 millones de euros en ayudas, algo que "no es nada habitual".

Ha afirmado que esto sitúa a la política industrial "en primera línea de las políticas del Gobierno" y los efectos se deben ver en los próximos meses y en el próximo año, en lo que es el impacto de la inversión, en el empleo y en el territorio.

"Estamos poniendo las bases no solo de la recuperación poscovid, sino de la transformación de sectores productivos, como con el vehículo eléctrico, y elementos para robustecer nuestra industria de cara a lo que queda de década", ha concluido.