EFEMadrid

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha afirmado este viernes que ve un "horizonte de diálogo y conversaciones" con la Empresa Municipal de Transportes (EMT), con cuyos trabajadores se reunirá el Consistorio para atender sus peticiones.

Así lo ha afirmado el alcalde coincidiendo hoy con la huelga de 24 horas convocada por los sindicatos de la EMT, que coincide a su vez con el cierre de la Cumbre del Clima y que supone la última protesta en un mes en el que se han ido sucediendo paros parciales y otra huelga de 24 horas el 3 de diciembre.

"Vemos, la verdad, el mismo horizonte que antes de convocar la huelga (...); siempre hemos hecho ese ofrecimiento de diálogo. Se hizo antes de la huelga, se reiteró durante la huelga y se va a plasmar una vez que ya hoy esperemos sea el último día de huelga", ha dicho el alcalde a los periodistas tras pedir los últimos días que se desconvocase el paro para formalizar un diálogo.

A renglón seguido, ha subrayado: "Seguimos en la línea coherente de decir lo que siempre dijimos, que no entendíamos los motivos de esta huelga pero que desde luego lo que no iba a faltar por parte de este equipo de Gobierno era una voluntad de negociación y diálogo para solventar todos aquellos problemas que pudiera haber en la EMT".

"Todo ello sin prejuicio, obviamente, de que este equipo de Gobierno ha sido quien ha contratado el doble de conductores que había previsto (la exalcaldesa) Manuela Carmena durante 2019 y que además vamos a hace 253 contrataciones adicionales en el año que viene", ha recordado Martínez Almeida.

Y tras afirmar que no se han producido incidentes durante la jornada de huelga, se ha felicitado por el cumplimiento de los servicios mínimos, fijados en un 50 %.

Para culminar la protesta, los trabajadores de la EMT han convocado asimismo una manifestación a las 18:00 horas, que transcurrirá bajo el lema 'Por un transporte público, eficiente y limpio con el medio ambiente' entre Cibeles y plaza de España.

Sin embargo, los sindicatos no convocarán nuevas movilizaciones durante navidad, hasta pasado el 5 de enero, para propiciar un acercamiento entre la empresa municipal y el Ayuntamiento de Madrid.