EFEBilbao

Los sindicatos convocantes de la huelga del Metal de Vizcaya han cifrado su seguimiento en un 80-85 % con grandes empresas del sector completamente paradas, como Arcelor Sestao, Gestamp Bizkaia, Nervacero, Arteche, Tecuni, y contratas y fábricas de Petronor, Cie, Bruss o Elecnor.

La patronal del sector, la FVEM ha indicado, por su parte, que la huelga ha sido secundada por el 28 % de los trabajadores, y que dos de cada tres empresas (66 %) han mantenido su actividad sin ningún trabajador en huelga.

Las centrales ELA, CCOO, LAB, UGT, ESK, CGT y CNT han llamado este jueves a la huelga a los cerca de 52.000 trabajadores del sector en protesta por el bloqueo en la negociación del convenio por parte de la Federación Vizcaína de Empresas del Metal (FVEM).

También han convocado este mediodía a una manifestación frente a la sede de esta patronal en la plaza Euskadi, de Bilbao, a la que han acudido miles de personas que han cubierto el recorrido hasta la plaza del Arriaga tras una pancarta en la que reclamaban un convenio "digno".

En declaraciones ante los medios de comunicación, Mikel Etxebarria, de ELA, ha lanzado un mensaje a la patronal: "si sigue bloqueando la negociación del convenio, nuestra respuesta es contundente y la semana que viene convocaremos otras dos jornadas de huelga".

Ha explicado que los planteamientos de los sindicatos y la FVEM en la negociación del convenio "están lejísimos" con una propuesta patronal de incremento salarial de un 2,75 % para este año (el año pasado el IPC fue del 6,5 %) y del 2,5 % para el próximo año (con un IPC en la actualidad de más del 8 %).

"Hay carga de trabajo en el metal de Bizkaia y las empresas tienen beneficios...es absolutamente posible y justo pedir una subida del IPC+1 punto", ha argumentado.

Ha dicho que ahora "la pelota está en el tejado" de la FVEM ya que, en la última reunión, "se presentaron sin nada y les dijimos: cuando tengáis novedades, nos llamáis".

Unai Orbezogo, de CC.OO., ha explicado que la protesta responde a la exigencia a la patronal de que "actualice el convenio de 2019 con subidas vinculadas a la inflación" y ha mantenido que "o hay acuerdo o seguirá el conflicto".

Por parte de LAB, Iratxe Azkue, ha resaltado que los trabajadores tienen "una disposición clara a pelear por sus derechos laborales", y José María Rojo (UGT) ha instado a la patronal "a citar a la mesa negociadora y hacer una propuesta de acercamiento real ...si no, la próxima semana volveremos a parar las empresas y salir a la calle".

Además de los incrementos salariales, los sindicatos también reivindican medidas contra la precariedad y la eventualidad; reducción de la jornada, o medidas contra la discriminación de las mujeres en el sector.

La FVEM ha explicado que sus datos sobre el seguimiento del paro los ha conseguido tras preguntar a 220 empresas asociadas, que dan empleo a 9.000 trabajadores e informa de que la incidencia de la huelga se reduce cuanto menor es el tamaño de la empresa.

También afirma que mantiene su disposición a negociar e insta a los sindicatos a que "modifiquen su propuesta para poder alcanzar acuerdos beneficiosos para el sector y para todas las personas que trabajan en el mismo".