EFEMadrid

Los precios de la luz, el gas y los carburantes continúan en máximos este mes mientras las asociaciones de consumidores reclaman medidas que alivien el impacto que su encarecimiento está teniendo para la población más vulnerable y el Gobierno estudia tocar impuestos en la electricidad para hacer más llevadera la factura.

El precio de la luz en el mercado mayorista, donde los generadores casan sus ofertas horarias para la electricidad que se consume al día siguiente, ha alcanzado en la primera quincena de junio el precio medio más alto en este mes desde que existen registros, 81,50 euros/megavatio hora (MWh).

Para ayer, miércoles, el precio medio mayorista de la electricidad alcanzó su tercer precio diario más caro en la historia, 94,63 euros/MWh, y se quedó cerca del segundo, los 94,99 euros/MWh a los que llegó el 8 de enero en medio de la tormenta Filomena.

Después del precio del viernes, la luz encadena dos descensos en el mercado mayorista, al bajar para hoy, jueves, un 1,7 % con respecto al día anterior, hasta los 93 euros/MWh, y para mañana, viernes, será de una media de 92,67 euros/MWh en el día, es decir un 0,35 % (33 céntimos menos) más barata que este jueves.

Una de las razones del encarecimiento de la luz es el incremento de precios en el mercado de derechos de emisiones de CO2, que tienen que pagar las centrales que emiten dióxido de carbono pero de cuyo precio se benefician también las centrales que no tienen que sufragarlos, al recibir el mismo precio por la electricidad en el mercado mayorista, donde es la oferta más cara (normalmente de una central emisora) la que marca el precio que perciben todas.

Los derechos de emisión de CO2 cotizan en lo que va de mes a más del doble que lo hacían en el mismo mes de 2020 y 2019, y el precio medio en lo que va de mes es de 51,78 euros/tonelada.

Además, el gas, que utilizan los ciclos combinados de generación eléctrica que cubren el hueco que no puede ser cubierto con tecnologías renovables y nuclear, también sigue con precios al alza, que del 29 de mayo al 11 de junio, han subido un 1,9 % de media en los mercados europeos, hasta los 25,96 euros/MWh.

En el caso de los carburantes, la recuperación de precios ha situado a la gasolina en su valor más alto desde octubre de 2014, al alcanzar en la última semana un precio medio en España de 1,367 euros/litro.

El gasóleo se paga a 1,231 euros/litro, precio de principios de 2020, antes de la pandemia.

IMPUESTOS Y REFORMAS PARA FRENAR LA SUBIDA DE LA LUZ

El Gobierno, que ya había iniciado reformas para rebajar el precio de la electricidad que conllevan un trámite parlamentario que hace que su efecto no sea a corto plazo, se apresta ahora a tocar impuestos para hacer frente a la alarma que está provocando la escalada del precio mayorista de la luz, que supone el 24 % de la factura para los consumidores acogidos al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) o tarifa regulada que tienen 10,7 millones de consumidores.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya dijo ayer que el Ejecutivo daría una respuesta "más pronto que tarde" a la "exorbitante" subida de los precios de la electricidad, aunque no avanzó las medidas a adoptar.

Pero hoy el ministro de Consumo, Alberto Garzón, sí que lo ha hecho y ha dicho que el Gobierno está estudiando una reducción del IVA sobre la electricidad para bajarlo al 10 % desde el 21 % actual.

Otra de las actuaciones que se plantea el Gobierno es suspender impuestos, como en 2018, cuando suspendió seis meses el impuesto a la generación eléctrica del 7 % que pagan las compañías productoras de luz, un coste que acaba en el mercado.

La rebaja del IVA es una de las demandas de las asociaciones de consumidores, como la OCU, que también pide eliminar el impuesto especial sobre la electricidad del 5,1127 %, que se creó en 1998 para cubrir las ayudas a la minería del carbón.

Según la OCU, estas medidas supondrían un ahorro para los consumidores de casi el 14 %.

Por su parte, Facua, que ha pedido adelantar el horario de la tarifa valle (cuando cuestan menos los cargos y peajes que van en la factura de la luz y que suponen entre el 50 % y el 55 % del mismo) de las 00:00 a las 22:00 horas, se opone a que se suspenda el impuesto sobre la generación eléctrica que pagan las compañías productoras de electricidad y reclama que les recorten beneficios.

El problema del precio de la luz trasciende el ámbito nacional, según el experto y director de la comercializadora Próxima Energía, Jorge Morales de Labra, que considera que a España le afectan especialmente dos factores: los precios del CO2 y el "oligopolio" del mercado de las grandes eléctricas, que dice que ha provocado que desde el 20 de mayo España marque precios máximos en Europa.

Según Morales de Labra, en España unas pocas compañías tienen capacidad de determinar el precio y les ha sentado "muy mal" las medidas del Gobierno para eliminar parte de los llamados "beneficios caídos del cielo", obtenidos por las centrales que no emiten CO2 pero que se benefician de los precios marginalistas del mercado.

El Gobierno solicitó a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) que analizara "cualquier posible comportamiento irregular o mala práctica de mercado por parte de los operadores" ante la subida de precios de este mes de junio.

El profesor de OBS Business School, Rodrigo Yagüe, cree que el problema del mercado eléctrico español es "estructural" y que suspensión el impuesto del 7 % a la generación sólo rebajaría la factura un 3 %, y considera que la luz no puede seguir soportando un IVA del 21 %.