EFEWashington

La Junta Nacional de Relaciones Laborales (NRLB, en inglés) de EE.UU. autorizó este lunes una nueva elección para la creación de un sindicato en un almacén de Amazon en el estado de Alabama, tras las denuncias de "interferencias e injerencias" en la votación previa por parte de la compañía, según informó el grupo que representa a los trabajadores.

El Sindicato de Minoristas, Mayoristas y Empleados de Tiendas (RWDSU, por su sigla en inglés) indicó en un comunicado que la autoridad de regulación laboral de EE.UU. permitió una segunda elección en el almacén de Amazon en la localidad de Bessemer, en ese estado del sur del país, tras la demanda presentada en contra de la empresa.

El presidente del sindicato, Stuart Applebaum, celebró en la nota que la autoridad de regulación laboral dé la razón a los trabajadores quienes habían denunciado "intimidación e interferencias" por parte del gigante de comercio electrónico.

Como consecuencia, los trabajadores tendrán una segunda oportunidad de votar después de que el resultado en la primera consulta celebrada en marzo mostrase un amplio rechazo la constitución del sindicato.

Por ahora, sin embargo, no se ha definido "ni el método ni la fecha" de esta nueva votación.

La firma fundada por Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo según la revista Forbes, es el segundo mayor empleador de Estados Unidos, solo por detrás de la cadena de supermercados Walmart, y desde el inicio de la pandemia ha disparado tanto su actividad como sus beneficios y ha contratado a decenas de miles de nuevos trabajadores.

Sin embargo, la compañía no cuenta con ningún sindicato de trabajadores en el país y es conocida por su firme oposición a los esfuerzos organizativos de sus empleados, algo que ha mostrado en varias ocasiones a lo largo de esta campaña en el almacén de Alabama.