EFEFráncfort (Alemania)

El grupo de aerolíneas Lufthansa se desplomó hoy casi un 12 % en bolsa tras revisar a la baja sus pronósticos de beneficio para 2019 debido a la presión sobre los precios en los vuelos en Europa por el exceso de capacidades y el crecimiento agresivo de competidores de bajo coste.

Las acciones de Lufthansa cayeron hoy al cierre de la negociación en Fráncfort un 11,6 %, hasta 15,63 euros, el nivel más bajo desde hace más de dos años y medio.

Lufthansa informó hoy de que "el negocio de vuelos de largo radio continua siendo fuerte, en concreto las rutas transatlánticas y asiáticas".

Pero la fortaleza en los vuelos de largo recorrido sólo compensa parcialmente la presión sobre los precios en el negocio europeo de vuelos de corto recorrido, añadió la compañía alemana.

El comité ejecutivo del grupo Lufthansa revisa sus previsiones financieras para el 2019 y ahora pronostica un margen de beneficio operativo antes de extraordinarios de entre el 5,5 y el 6,5 % (antes preveía un rango entre el 6,5 y el 8 %), lo que dará como resultado un beneficio operativo antes de extraordinarios entre 2.000 y 2.400 millones de euros (antes entre 2.400 y 3.000 millones de euros).

En 2017 Lufthansa tuvo un resultado operativo récord de 3.000 millones de euros y en 2018 de 2.800 millones de euros.

Los costes de queroseno serán 500 millones de euros más elevados que en 2018, pese a la reciente caída de los precios del petróleo.

Los ingresos en el transporte aéreo europeo, especialmente en Alemania y Austria, están presionados por el exceso de capacidades en el mercado.

Lufthansa considera que los competidores de bajo costes están dispuestos a tener notables pérdidas para ampliar su cuota de mercado, lo que presiona los precios y los ingresos del grupo, también en Eurowings.

El grupo prevé que "el mercado europeo seguirá siendo desafiante, como mínimo, hasta finales de 2019".

Además, Lufthansa realizará una provisión de 340 millones de euros por riesgos fiscales en los resultados del primer semestre.