EFEPekín

La Dirección de Inspección y Coordinación del Juego de Macao, territorio semiautónomo en el sur de China, anunció el martes la apertura de consultas a la sociedad para una enmienda a la ley que regula los juegos de azar en la región, recogen medios locales chinos.

Como consecuencia, empresas operadoras de casinos como Sands China o Wynn Macau han perdido el 14 % y el 12 %, respectivamente, de su valor en la Bolsa de Hong Kong en los últimos cinco días.

Según un informe de las autoridades macaenses, el juego y sus actividades relacionadas representaron en 2018 el 50,5 % del producto interior bruto de la antigua colonia portuguesa.

Pese a que la Dirección del Juego reconoce en su comunicado que el sector "tiene un claro efecto impulsor positivo en la sociedad y la economía", también resalta que esta actividad produce algunos "problemas sociales" y que la regulación "es insuficiente".

La enmienda a la ley podría limitar las licencias para empresas operadoras de casinos y acortar su período de vigencia.

Además, se endurecerán los requisitos necesarios para la aprobación de nuevas compañías.

Según la enmienda, estas empresas deberán emprender, aparte de su actividad principal, proyectos no relacionados con los juegos de azar como parte de su responsabilidad social.

El período de consulta para la enmienda durará 45 días.

La historia del juego en Macao, conocida como "Las Vegas de Asia", se remonta al siglo XVI, cuando la ciudad ya era uno de los destinos favoritos para los aficionados a esta actividad.

El gobierno portugués de Macao legalizó el juego en 1847 y se mantuvo así también a partir de 1999, cuando Macao volvió a estar bajo control chino.

La pandemia de la covid-19 y las estrictas restricciones aplicadas en sus fronteras afectaron al negocio del juego en Macao, causando en 2020 un descenso del 79 % en los ingresos de los casinos.