EFEMarsella (Francia)

El presidente francés, Emmanuel Macron, insistió este viernes en el rechazo de su país al acuerdo de asociación entre la Unión Europea (UE) y Mercosur y urgió al bloque europeo a que sus futuros pactos comerciales sean compatibles con sus objetivos ambientales.

"La forma en la que este acuerdo fue concebido no es compatible con nuestra agenda climática", afirmó Macron durante su intervención en la inauguración del congreso de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El dirigente francés, en presencia de algunos dirigentes de la UE que también asistieron, pidió dotarlos "de cierta coherencia" para que los socios comerciales de la Unión Europea aumenten su protección medioambiental.

"Francia ha sincronizado sus prioridades" comerciales y ambientales y a nivel de la UE "tenemos que dotarnos de cierta coherencia", recalcó.

En esta línea, insistió en que los acuerdos comerciales que negocie la UE en el futuro "reflejen" sus ambiciones ambientales con cláusulas sobre la lucha contra el cambio climático y la defensa de la biodiversidad.

El acuerdo UE-Mercosur fue cerrado en 2019 tras veinte años de negociaciones intermitentes, pero varios países europeos, sobre todo Francia y Austria, rechazan su ratificación porque consideran que el texto no defiende lo suficiente el medio ambiente.

En concreto, Francia cree que debe haber más negociaciones con Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay) para garantizar tres puntos: frenar la deforestación, el respeto a los Acuerdos de París sobre el clima y que los productos importados de esos países cumplan las normas sanitarias y ambientales europeas.