EFEMadrid

La Bolsa española subió este viernes un 0,66 %, con los inversores aprovechando los precios bajos tras cinco sesiones seguidas a la baja, lo que no impidió que haya cerrado la semana con un descenso del 1,14 %.

Las pérdidas semanales han sido la tendencia en todos los mercados mundiales, que siguen inquietos ante la escalada de la tensión comercial entre EE.UU. y China y ante un posible "brexit" duro.

El IBEX 35 subió hoy 60,60 puntos para clausurar la semana en 9.174,60 unidades. En la semana acumula un recorte del 1,14 % y en lo que va de mayo ha cedido el 4,14 %, aunque en el año todavía gana un 7,43 %.

Los decepcionantes indicadores publicados esta semana, sobre todo los PMI (miden la actividad de la industria manufacturera y los servicios) europeos y estadounidense -que parecen indicar que la economía declina más de lo esperado- intensificaron las ventas en una semana marcada por la escalada de la tensión entre EE.UU. y China con el veto a Huawei a acceder a tecnologías estadounidenses y por el anuncio de dimisión de Theresa May.

Los nervios en renta variable desplazaron la inversión a renta fija, lo que propició los mínimos históricos del bono español, que hoy cerró en el 0,818 % y acumula cinco mínimos desde el viernes pasado. El bono portugués cierra, por primera vez en su historia, por debajo del 1 %, en el 0,966 %.

Todas las bolsas del mundo se resintieron del clima negativo en torno a la guerra comercial entre las dos mayores potencias del mundo y a la desaceleración de la economía, que podría agudizarse más si no cesan las hostilidades entre Washington y Pekín.

El Banco Central Europeo (BCE) lanzaba esta semana un mensaje en esa dirección, con la publicación de las actas de su reunión de abril, y añadía un punto más de tensión a unos mercados ya suficientemente ansiosos.

Además, los renacidos temores a un "brexit" sin acuerdo tras el anuncio de dimisión de la primera ministra británica, Theresa May, preocupan a los inversores, que dan por seguro un impacto sustancial en la economía.

Con todo, los analistas de Renta4 creen que las valoraciones bursátiles son atractivas en términos históricos, lo que invita a tomar posiciones, aunque la corrección continuará en el corto plazo hasta ver el suelo de la desaceleración.

Entre los grandes valores del mercado destaca la caída del 3,34 % en Santander, seguida de BBVA, que baja el 2,48 %, Repsol cede el 1,86 % e Inditex el 1,81 % mientras que Iberdrola gana el 3,30 % -la mayor subida del IBEX- y Telefónica, el 0,39 %.

Los valores más castigados en el mercado español han sido IAG, que ha caído un 8,56 %, Mediaset cae el 6,66 % y Técnicas Reunidas, el 6,50 %.