EFEBarcelona

El consejero director general de Nissan Iberia, Marco Toro, ha asegurado que "Nissan no se va de España ni de Europa", ya que este es uno de los mercados más importantes para la marca en el continente, a pesar del cierre de las plantas de Barcelona, previsto para diciembre.

En un encuentro con medios, Toro ha recordado que las operaciones comerciales de Nissan y su red de concesionarios emplean a más de 4.000 trabajadores en España, donde tiene más de 200 puntos de venta y los servicios centrales en Barcelona.

Nissan, que ha vendido más de 300.000 vehículos en España en los últimos tres años, tiene "plena confianza" en la fortaleza de la marca, que tiene un plan estratégico global "muy sólido" para los próximos años, "con objetivos claros para 2023, en el que España juega un papel clave dentro de Europa".

"Nuestro compromiso con nuestros empleados y con nuestros clientes en España permanece inquebrantable", subraya Toro.

El objetivo de Nissan es alcanzar de aquí a 2023 la venta de 5,4 millones de vehículos, para crecer un 0,2 % de cuota de mercado mundial y alcanzar el 6 % en 2023.

Este plan estratégico, no obstante, supone la necesidad de medidas de ajuste de costes para devolver a la compañía su competitividad y capacidad de crecimiento e inversión, explica Marco Toro, que detalla que por ello la marca anunció su intención de cerrar las plantas de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca.

"Tomar esta decisión ha sido muy difícil emocionalmente para todos aquellos en Nissan que sentimos la planta cerca, pero es un hecho que después de haber analizado todas las opciones posibles, el proyecto ya no es viable", ha subrayado el directivo.

Marco Toro ha añadido que está seguro que Frank Torres es "el mejor y más adecuado ejecutivo de la marca para llevar este proceso de diálogo hasta lograr la mejor solución para todos, por eso lo ha seleccionado Japón y es presidente de Europa".

Aunque es difícil concretar qué impacto tendrá en el mercado español la crisis de la COVID-19, el directivo precisa que "se dibuja un mercado en España con una caída de alrededor del 35 % respecto a 2019".

Respecto a los planes de incentivos puestos en marcha por el Gobierno, Marco Toro aplaude estas medidas, encaminadas a impulsar el vehículo eléctrico.

"No obstante, seguimos a la cola de Europa. Por ello, tenemos que ser conscientes de que si se agotan las ayudas al mercado del vehículo eléctrico, el mercado volverá a paralizarse. La solución podría ser un IVA reducido para los vehículos electrificados", apunta Toro.