EFESevilla

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha pedido este lunes que "no quepa duda" de que las pequeñas y medianas empresas (pymes) están en "el centro" del Plan de Recuperación y Resiliencia, y ha animado a los empresarios a que sean "parte" de los proyectos.

"Quiero tranquilizar al respecto porque la pyme está en el centro del Plan de Recuperación, todo el plan está configurado de abajo a arriba para saber cuáles eran las necesidades de la estrategia empresarial y poder realmente identificar mejor os proyectos; ahora hay que convertir esto en una realidad", ha dicho durante su intervención en una mesa redonda dentro del foro "Diálogo sobre el futuro de las empresas", que se celebra en Sevilla.

Así, ha resaltado que ya se están sacando las convocatorias en el ámbito de la Política Industrial y el Comercio, y ha incidido en que la "letra pequeña" de esas órdenes "demuestran claramente que la pyme está en el centro porque representan en España el 98 por ciento" de las empresas.

Se ha referido también a los autónomos, cuyo peso "tiene que mejorar" en cuanto al tamaño de sus empresas, aunque ha insistido en que en los planes tractores, uno de los requisitos exigidos es que el 40 % de la red de empresas que presenten proyectos tienen que ser pequeñas y medianas, lo que las hace "protagonistas".

Entre otras convocatorias, ha destacado las relativas al ámbito turístico, en el que el Gobierno va a sacar una línea para la mejora de la eficiencia energética, la cadena de valor del sector y la economía circular porque es necesario "dar un salto cualitativo", ya que "el turista es cada vez más exigente con el modelo turístico y la sostenibilidad".

Ha insistido en que el Plan de Recuperación ya está en marcha y que "no hay que esperar a ver qué pasa, sino que ya animamos a todos los empresarios a que sean parte" del mismo.

Ha recordado, en ese sentido, que se ha creado la página web planderecuperación.es, en la que se ofrece información en tiempo real sobre los nuevos programas que se están lanzando.

La ministra ha confiado en que dentro de unos años, cuando haya que "rendir cuentas" de lo que se ha hecho, se obtengan "tan buenos resultados como fueron los fondos de cohesión, que claramente modernizaron a una España que en ese momento necesitaba un impulso inversor".

"Hoy, las prioridades son las personas, las empresas y las infraestructuras digitales, tenemos que conectar todos esos ingredientes para hacer con éxito la transformación", ha remachado.

Ha subrayado además que para la red de empresas es fundamental que desde las comunidades autónomas se pueda propiciar un entorno de colaboración público-privada, de modo que por cada euro que se invierta en un proyecto se puedan movilizar 4 ó 5 euros desde la iniciativa privada.

Al mismo tiempo, ha admitido que no se trata sólo de invertir, sino de modernizar haciendo las reformas necesarias.

En este punto, ha dicho que hay que ser capaces también de "innovar en la administración", para lo que hay que "romper muchos prejuicios que existen, como el que he escuchado a veces de que 'siempre se ha hecho así, ministra'. Es el momento de cambiar, nosotros tenemos que ser los primeros porque la administración no puede ir detrás de la empresa", ha reflexionado.

Otro de los déficit, según la ministra, es el talento digital, los problemas de adaptación a las nuevas tecnologías, un obstáculo que tratan de reducir a través del Plan Nacional de Capacitaciones Digitales, que "da respuesta a lo que los empresarios nos estaban pidiendo".

También ha defendido la necesidad de incorporar a las mujeres porque "se corre al riesgo de masculinizar" el ámbito de la digitalización.

Aunque hay todavía "mucho que innovar", Maroto ha considerado que la empresa española está compitiendo ahora mismo "al máximo nivel", siendo "prescriptoras", y ha confiado en que el Plan de Recuperación sea una oportunidad también para atraer inversiones de empresas multinacionales que están decidiendo ahora dónde quieren invertir.

"La marca España se consolida también con elementos de seguridad jurídica y de ambición que ayudan a atraer inversiones", ha remachado.