EFECOMNuakchot

Mauritania firmó un convenio con la empresa Chariot, especializada en energías de transición, con el objetivo de poner en marcha uno de los mayores proyectos de hidrógeno verde de África.

Este proyecto, denominado "Noor", producirá hasta 10 gigavatios de energía limpia y requiere la movilización de un presupuesto de hasta 3.500 millones de dólares, informó este lunes el Gobierno mauritano en un comunicado de prensa.

El área asignada al proyecto cubre un superficie terrestre y marina de aproximadamente 8.600 kilómetros cuadrados, donde se realizarán estudios con el objetivo de determinar las mejores opciones para poner en marcha plantas de energía solar y eólica.

El hidrógeno verde o renovable (H2V) es el que se genera a partir de la electricidad proveniente en un 100 % de energías renovables a través de un proceso llamado "electrólisis del agua", que es la separación del oxígeno y el hidrógeno.

Con este proyecto, Mauritania podrá producir el hidrógeno verde más barato de África y convertirse en uno de los principales productores y exportadores mundiales de hidrógeno verde y sus derivados, acercándose a los mercados europeos, afirmó el Gobierno.

Añadió que estos productos tienen el potencial de reemplazar los combustibles fósiles tradicionales en el proceso de generación de energía y la industria química, con reducciones significativas en las emisiones de gases de efecto invernadero como el dióxido de carbono.

El convenio lo firmó el ministro de Petróleo, Minas y Energía de Mauritania, Abdessalam Ould Mohamed Saleh, y el director ejecutivo de Chariot, Adonis Pouroulis.

"Nuestro país está buscando asegurar una posición de liderazgo en el mapa global de la economía del hidrógeno verde en las próximas décadas debido a su potencial", dijo Saleh tras la firma.

Este es el segundo proyecto de producción de hidrógeno verde en Mauritania después del concluido con CWP Global en mayo pasado.