EFELugo

El presidente del comité de empresa de la factoría que la multinacional del aluminio Alcoa tiene en A Mariña, José Antonio Zan, ha salido este sábado al balcón de la Subdelegación del Gobierno de Lugo para informar a las quinientas personas que hoy se manifestaron en la capital lucense por la continuidad de la fábrica y el mantenimiento de los puestos de trabajo, que el 15 de enero se abrirá una mesa de negociación con el Ministerio de Industria.

Zan les explicó a los asistentes que se congregaron en la Praza de Armanyá, acompañado por la subdelegada del Gobierno, Isabel Rodríguez, que su esfuerzo para asistir a esta protesta no fue en balde, por el compromiso de que el “próximo 15 de enero se abrirá la mesa por Alcoa con el Ministerio”, de la que espera que surjan “avances” para “poder salvar la fábrica”.

En declaraciones a EFE, Zan afirmó que lo que están defendiendo los trabajadores de Alcoa es “una causa justa”, porque no están “pidiendo subvenciones”, sino que se ponga “el precio del megawatio para la gran industria parecido al de Europa, al de Francia y al de Alemania”, porque “lo que no es lógico es que por tener una fábrica en España se salga en 2020 con 105 millones de pérdidas”.

Según su criterio, si no se le busca solución por parte del Gobierno al precio de la energía, “no habrá ninguna industria en España”, porque cobrar “65 euros el megawatio es una salvajada industrial” y “saben que si esto sigue así, se la van a cargar”.

Alrededor de quinientas personas se concentraron este mediodía de sábado bajo la lluvia a las puertas de la Subdelegación del Gobierno de Lugo, detrás de pancartas en las que se podían leer mensajes como “Peches Non” o “Energía Solución”, para reivindicar una solución que permita garantizar la actividad de la fábrica de Cervo y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Entre los asistentes, se dejaron ver representantes de todos los partidos políticos, con una notable representación del Partido Popular, el Partido Socialista y el BNG, así como con la presencia de portavoces de En Marea, Esquerda Unida y Ciudadanos.

El presidente del comité de empresa agradeció la presencia de los trabajadores que se desplazaron a Lugo y de la gente que vino a apoyarlos, porque realmente había “mucha gente” en la manifestación y “el llamamiento” al apoyo social hizo efecto, a pesar de que son “unas fechas muy difíciles”.

José Antonio Zan explicó que la “semana que viene” es muy importante para los intereses de los trabajadores de Alcoa, porque el lunes se van a reunir con el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo y el miércoles viajarán hasta Madrid para estar presentes en el Congreso de los Diputados.

“Aparte nos va a recibir en Génova Pablo Casado”, añadió, y los representantes del comité de empresa van a tener “conversaciones con todos los grupos políticos”.

“Esperemos que todos entren en razón y entiendan que lo que estamos defendiendo es justo, porque no estamos pidiendo nada que no tengamos que pedir”, añadió, simplemente “poder trabajar, poder competir y no tener que emigrar”.

Porque Zan recordó que, con independencia de que Alcoa mantenga o no su actividad en la planta de A Mariña, “está claro que si no baja el precio de la energía, es inviable tener fábricas de aluminio, de acero o de cualquier otro metal en España”.

De hecho, insistió en que si el precio de la energía se mantiene en los parámetros actuales, “las empresas electrointensivas se verían abocadas al cierre”.

“Todas ellas”, concluyó. En Galicia ya ha sido vendida Alcoa A Coruña.

A los trabajadores de Alcoa que hoy se manifestaron por las calles de la capital lucense también se sumaron residentes en la propia ciudad y miembros de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos de Lugo, que incluso desplegaron una pancarta propia en defensa de los puestos de trabajo en la fábrica de A Mariña.