EFEBerlín

La canciller alemana, Angela Merkel, admitió este jueves que el acuerdo alcanzado entre Alemania y Estados Unidos a propósito del gasoducto Nord Stream 2 "no soluciona todo" en la controversia sobre la infraestructura que canalizará gas ruso hacia la Unión Europea sin pasar por Ucrania.

"No resuelve las diferencias que persisten", reconoció Merkel en una primera valoración del compromiso anunciado el miércoles entre Berlín y Washington, por el que Alemania se compromete además a garantizar que la decisión no implique que Ucrania deje de ser país de tránsito para el gas procedente de Rusia.