EFEBarcelona

Miles de personas -90.000 según los organizadores y 10.000 según la Guardia Urbana- han participado este domingo en la manifestación contra la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat convocada por entidades ecologistas y agrarias para reclamar la paralización indefinida del proyecto.

Bajo el lema "Ampliaciones No. Menos aviones y más vida", la manifestación ha sido secundada por cientos de colectivos de toda Cataluña y ha llenado la calle Tarragona de Barcelona entre la plaza Països Catalans y la de España.

La convocatoria ha contado con la participación de representantes políticos de ERC, En Comú Podem o la CUP, aunque finalmente no ha acudido ningún conseller republicano ni la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Más allá de protestar contra la ampliación de El Prat, que, de hecho, ha quedado aparcada por el Gobierno por la falta de apoyo de la Generalitat, durante la manifestación y los parlamentos se ha reclamado la paralización de otras iniciativas como los Juegos Olímpicos de Invierno en los Pirineos, las ampliaciones de los aeropuertos de Palma o Madrid o proyectos urbanísticos.

Columnas procedentes de distintos barrios de Barcelona y ciudades cercanas han nutrido los tres bloques de la manifestación, con reivindicaciones temáticas reclamando "Justicia Climática", "Vidas Dignas" y "Defensa del Territorio".

La columna más numerosa ha sido la procedente de El Prat de Llobregat, que ha llegado andando desde el municipio que acoge el aeropuerto y ha sido encabezada por tractores de Unió de Pagesos.

Durante los parlamentos, la filósofa Marina Garcés ha cargado contra el "tacticismo" de los partidos políticos y ha remarcado: "Nos dais vergüenza. Gracias, políticos, por no haber venido a la manifestación, haced vuestro trabajo y dejad que las luchas sean de los que se las creen".

Garcés ha defendido los "aviones para ir lejos a conocer, estudiar, acompañar a personas queridas, cooperar y para que puedan llegar aquellos que necesitan refugio y mirar", pero ha sostenido que la ampliación del aeropuerto comportaría "más fronteras, más turismo masivo, más control y más trabajos precarios".

"Dicen que es un conflicto entre modelos. No, es mucho más sencillo, es una guerra entre clases sociales y sus intereses", ha subrayado Garcés, que ha concluido: "Hoy, desde toda la geografía, decimos no a la ampliación del aeropuerto porque decimos basta a la destrucción de la vida".

Durante el acto también ha habido intervenciones de miembros de entidades como Unió de Pagesos, Zeroport, Ni un Pam de Terra, SOS Baix Llobregat, SOS Costa Brava, Red para la Justicia Climática y la Asamblea de Barrios para el Decrecimiento Turístico, así como actuaciones musicales, como la de Macaco, que ha servido para clausurar la manifestación.

"Salvemos el Delta del Llobregat", "No a la ampliación", "Volar menos para evitar el colapso", "Maurici Lucena, el aeropuerto en tu casa", "Menos aviones y más alcachofas" o "El capitalismo es insostenible" han sido algunos de los lemas y cánticos de la protesta, que se ha desarrollado en un ambiente festivo y familiar.

En el plano de la política institucional, a pesar de que durante los últimos días se especuló sobre la posible participación de consellers de ERC en la manifestación, finalmente los republicanos han asistido a la protesta con una delegación encabezada por los exconsellers Raül Romeva y Meritxell Serret.

En declaraciones a los periodistas, Romeva ha denunciado la "imposición" y el "chantaje inaceptable" del Estado con una ampliación "anacrónica" del aeropuerto de El Prat de Barcelona, una propuesta que se ha hecho además sin diálogo.

Frente a este proyecto, ha recalcado que ERC apuesta por un modelo "sostenible y acordado con el territorio" y ha defendido que, pese a la ausencia de consellers, los republicanos han asistido con una "representación del máximo nivel".

Desde los Comuns, la presidenta del grupo de En Comú Podem en el Parlament, Jéssica Albiach, ha pedido al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, que "no negocie por detrás" con el Ejecutivo central la ampliación del Aeropuerto de El Prat, por el impacto medioambiental que conlleva la obra, y ha acusado a ERC de "querer estar en misa y repicando"

"No se puede ser todo. O se está del lado del negacionismo climático o se está al lado de la ciudadanía", ha subrayado.

Por su parte, el alcalde de El Prat de Llobregat, Lluís Mijoler (Comuns), ha expresado su rechazo a "inversiones especulativas que no llevan a ningún sitio" y ha llamado a mantener la lucha por un modelo económico y social más sostenible.

En el caso de la CUP, la diputada Eulàlia Reguant ha alertado de que, a pesar de que el proyecto de ampliación "parezca que se ha aparcado", no está claro que no se recuperará.

"Hasta que no quede claro que no habrá ampliación, hay que continuar movilizadas", ha declarado Reguant, que ha rechazado este y cualquier proyecto para agrandar el aeropuerto de El Prat "que vaya en contra de la vida, la salud y el clima".