EFESao Paulo

La eléctrica brasileña Neoenergía, filial del grupo español Iberdrola, obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio neto atribuido a los acciones mayoritarios de 1.007 millones de reales (unos 190 millones de dólares), un 75 % más que en el mismo periodo del año anterior.

"En el primer trimestre de 2021 vivimos lo que fue el inicio de la retomada de nuestras actividades normales", declaró el CEO de Neoenergía, Mario Ruiz-Tagle, en un vídeo divulgado este jueves.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) fue de 2.284 millones de reales (alrededor de 432 millones de dólares), lo que supone un incremento del 50 % frente a los primeros tres meses de 2020, según el balance financiero de Neoenergía.

Los ingresos operacionales netos, por su parte, escalaron un 27 % en la comparación anual, hasta los 8.580 millones de reales (unos 1.625 millones de dólares).

La compañía destacó en su balance el inicio de la operación de Neoenergía Distribución Brasilia tras la incorporación el pasado marzo de la distribuidora Compañía Energética de Brasilia (CEB), la cual adquirió tras vencer la subasta de privatización en diciembre.

Con ello, la eléctrica alcanzó en marzo los 15,4 millones de clientes, un 9,6 % más que en el tercer mes de 2020.

La empresa informó que el volumen total de energía inyectada a la red subió un 6,2 % en el primer trimestre, hasta los 18.508 gigavatios hora (GWh).

Las inversiones de la compañía, por su parte, se incrementaron un 89 %, hasta los 1.822 millones de reales (unos 345 millones de dólares).

La deuda bruta consolidada de la compañía eléctrica, incluyendo préstamos, obligaciones e instrumentos financieros, cerró marzo en los 28.015 millones de reales (unos 5.305 millones de dólares), un 18 % más en relación a diciembre de 2020.

Neoenergía, compañía de capital abierto con acciones negociadas en la bolsa de Sao Paulo, terminó 2020 con un beneficio neto atribuido a los acciones mayoritarios de 2.809 millones de reales (532 millones de dólares) en 2020, un 26 % más respecto al año anterior pese a la pandemia del coronavirus.

La compañía, presente en 18 de los 27 estados de Brasil, cuenta con una capacidad de producción de 4.000 MW, de los cuales casi el 88 % son renovables.