EFEBarcelona

La dirección de Nissan y los sindicatos siguen inmersos en una negociación maratoniana para abordar el cierre de las plantas barcelonesas, una reunión telemática que se inició ayer por la tarde y que sigue abierta 20 horas después.

Aunque la empresa había dado de plazo hasta esta pasada medianoche para que los sindicatos dijeran si aceptaban o no su última oferta, finalmente la negociación se ha alargado durante toda la madrugada y continúa a las 14:30 horas de hoy, según fuentes conocedoras del encuentro.

Los representantes de una y otra parte no se han levantado de la mesa y trabajan a contrarreloj para acordar las condiciones del cese de la actividad de las fábricas de Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca, así como las indemnizaciones para los 2.525 trabajadores afectados.

La multinacional japonesa ha puesto sobre la mesa indemnizaciones "muy por encima" de lo que marca la ley y el cierre de las fábricas en diciembre de 2021, siempre que la plantilla abandone la huelga indefinida y retome la producción a finales de agosto.

Los sindicatos, por su parte, quieren que la multinacional se comprometa a que no haya despidos traumáticos hasta diciembre de 2021 para tener margen de que llegue un posible inversor industrial, frente al compromiso de la automovilística de no despedir a nadie hasta diciembre de 2020.

Los sindicatos también reclaman una mejora de las indemnizaciones y la creación de una mesa de reindustrialización que permita atraer nuevos proyectos industriales y salvar los puestos de trabajo en las plantas afectadas por el cierre.

La empresa ya ha advertido que, de no llegar a un acuerdo con el comité para el cierre de las plantas, procederá a aplicar el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores, que prevé el despido colectivo por causas económicas, organizativas, técnicas o de producción con las indemnizaciones mínimas que marca la ley.

El departamento de Trabajo convocó ayer por la mañana a los sindicatos para conocer su respuesta a la última oferta presentada el pasado viernes por la compañía.

Los sindicatos de Nissan comunicaron a la Generalitat que estaban dispuestos a rebajar algunas de sus peticiones, aunque se mostraron firmes en que la empresa se comprometiera a que no haya despidos hasta diciembre de 2021.

Tras comunicar esta decisión a la multinacional, la mediación volvió a convocar a las 18:30 horas de la tarde a las dos partes en un último intento de facilitar un acuerdo.

La empresa ofrece un plan de prejubilaciones a los nacidos antes del 31 de diciembre de 1966 que incluye el abono de un complemento hasta el 90 % del salario neto hasta los 63 años.

Para los nacidos entre enero de 1967 y diciembre de 1970, la dirección plantea un plan de rentas que incluye un complemento hasta el 75 % del salario neto hasta los 61 años, mientras que al resto de empleados menores de 50 años la dirección propone una indemnización de 60 días de salario por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades.