EFEMadrid

Un primer ejecutivo de una empresa del IBEX 35 gana 132 veces el sueldo medio de la compañía y 301 veces el más bajo, según un informe de Oxfam Intermon que refleja también que los beneficios empresariales crecen siete puntos más que los salarios.

El informe, titulado "Reparto desigual", analiza las empresas del IBEX 35, sus prácticas fiscales, su presencia en paraísos fiscales, las diferencias de remuneración entre altos cargos y resto de trabajadores y la evolución en los dividendos que reparten, entre otros aspectos.

Concluye que la crisis y la posterior recuperación han dejado un país más desigual, donde los que más ganan cada vez absorben una porción mayor de la riqueza generada en el país y viceversa.

Así, si en 2004 el 20 % de la población con menores ingresos recibía el 7,3 % de de la renta nacional, en 2017 cae al 6,1 %, mientras el 20 % con mayores ingresos pasó de obtener el 38,3 % del total de la renta nacional en 2004 al 40,2 % en 2017.

También constata que las grandes empresas han disminuido su presencia en paraísos fiscales un 13,9 % en el último año, aunque ello no se ha traducido en una mayor contribución al fisco español, ya que en 2017 aportaron por Impuesto de Sociedades un 11 % menos que en 2016.

La brecha de los sueldos en estas empresas es cada vez mayor, puesto que en el último año la remuneración media a los altos cargos creció cinco veces más que el sueldo medio de las compañías y la productividad avanzó tres veces más, lo que significa que no están haciendo partícipes a los trabajadores de la mejora de los rendimientos.

En este sentido, el total de remuneración de las cúpulas empresariales del IBEX 35 aumentó en el último año un 10 %, mientras que la masa salarial del resto de la plantilla creció la mitad.

Entre 2008 y 2017 los beneficios empresariales han crecido un 11,3 % y los dividendos que estas empresas han pagado a sus accionistas han subido un 16 %, mientras que los salarios han bajado un 4,2 %.

Entre los destinatarios de estos dividendos hay un grupo de 30 grandes inversores globales con presencia prácticamente todas las empresas del IBEX 35 que, en muchos casos, se llevan esta retribución a paraísos fiscales, dice Oxfam.

Por todo ello, la ONG ha pedido a los partidos políticos que intensifiquen la lucha contra el fraude fiscal y hagan una lista negra española de paraísos fiscales "actualizada, objetiva y ambiciosa", y que garanticen que las grandes empresas paguen un tipo efectivo "suficiente y justo".

Asimismo, consideran que se debe aplicar un impuesto a los servicios digitales de grandes empresas tecnológicas de manera temporal hasta que se alcance un consenso global sobre la cuestión, que se supriman las Empresas de Tenencia de Valores Extranjeros (ETVE) y que se avance en el impuesto a las transacciones financieras.

En materia salarial, defienden un aumento del Salario Mínimo Interprofesional hasta los 1.000 euros en 2020, exigir a las empresas mayor transparencia sobre la retribución de altos directivos y consejeros y volver a priorizar los convenios sectoriales sobre los de empresa.