EFEBruselas

Los ministros de Empleo de la Unión Europea (UE) dieron este lunes su visto bueno a un proyecto de acto legislativo que plantea medidas para reducir la brecha salarial entre hombres y mujeres por realizar un mismo trabajo en el club comunitario.

Para que la norma entre en vigor, todavía es necesario consensuarla con la Eurocámara, colegislador de la UE junto con los Estados miembros.

La propuesta busca garantizar que los empleados y empleadas reciban el mismo salario por un mismo trabajo o por un trabajo de igual valor “a través de un conjunto de medidas vinculantes sobre transparencia retributiva”, indicó en un comunicado el Consejo de la UE, que reúne a los países.

En concreto, los Estados miembros han acordado que los empleadores deben asegurarse de que sus empleados tengan acceso a los criterios utilizados para definir su remuneración y su progresión profesional, criterios que deben ser “objetivos y neutrales en cuanto al género”.

“De conformidad con las leyes y prácticas nacionales, los trabajadores y sus representantes tienen derecho a solicitar y recibir información sobre su nivel retributivo individual y sobre los niveles retributivos medios, desglosados por sexo, para los trabajadores que realicen el mismo trabajo o un trabajo de igual valor”, subrayó el Consejo.

Además, los empleadores deben indicar el salario inicial o la banda retributiva que se pagará a los futuros trabajadores, “ya sea en el anuncio de la vacante de empleo o antes de la celebración del contrato de trabajo”.

Los empleadores que tengan una plantilla mínima de 250 personas deben presentar anualmente información relativa a la brecha salarial entre mujeres y hombres en su empresa, y deben compartir esa información con su autoridad nacional competente y también pueden publicarla.

Asimismo, deben facilitar esta información a sus trabajadores y a los representantes de ellos.

Si la información sobre los sueldos demuestra una diferencia en el nivel salarial medio entre trabajadoras y trabajadores de al menos un 5 % y el empleador no ha justificado esa diferencia “con criterios objetivos y neutrales en cuanto al género”, las compañías con al menos 250 trabajadores “tendrán que proceder a una evaluación retributiva conjunta en cooperación con los representantes de sus trabajadores”.

Igualmente, los países deben garantizar la existencia de procedimientos judiciales a los que puedan recurrir los trabajadores que se consideren “perjudicados por la no aplicación del principio de igualdad de retribución”.

El proyecto legislativo insta, asimismo, a establecer normas sobre las sanciones, que pueden incluir multas, para las empresas que incumplan los derechos y obligaciones relacionados con el principio de igualdad de retribución.

La brecha retributiva de género en la UE se sitúa en torno al 14 %, lo que significa que las mujeres ganan de media por hora un 14 % menos que los hombres, subrayó el Consejo.

Hungría, Eslovaquia, Austria y Alemania se abstuvieron hoy. En el caso de Berlín, la abstención se debió a que el nuevo Gobierno aún no está en el poder.

Suecia, por su parte, aseguró que hoy no podía respaldar el acuerdo.

Tras la reunión, la vicepresidenta segunda y ministra de Empleo, Yolanda Díaz, recalcó que España “ya ha cumplido” con la directiva “hace muchos meses” y aseguró que la legislación nacional “es mucho más avanzada”.

No obstante, Díaz agregó que es “de una enorme trascendencia que en el seno de la Unión Europea contemos con este instrumento jurídico y caminemos hacia la necesaria corrección de una de las mayores lacras” en el ámbito laboral “y en la vida entre hombres y mujeres”.

“Lo que va a hacer esta directiva es incidir en la eliminación de los sesgos de género en la cadena de discriminaciones que acumulamos las mujeres en nuestros puestos de trabajo”, comentó.