EFEMadrid

Los pilotos de Ryanair han acusado a la aerolínea de violar el derecho a la huelga al imponer servicios mínimos del 100 % "bajo amenazas y coacciones", y han hecho un llamamiento a las autoridades, entre ellas el Ministerio de Fomento, para que reaccionen ante los "constantes incumplimientos" de la compañía.

Ryanair ha señalado este jueves que todos los vuelos hacia y desde España han partido esta mañana según lo programado, con un 95 % de salidas a tiempo, a pesar de la primera de las cinco jornadas de huelga convocadas por el sindicato de pilotos ante el cierre de bases en Tenerife Sur, Gran Canaria, Lanzarote y Gerona.

La aerolínea irlandesa ha indicado, además, que esta mañana se ha producido algún retraso de tráfico aéreo (ATC), pero que no se espera ninguna interrupción relacionada con la huelga durante este jueves.

El sindicato de pilotos Sepla ha apuntado que la aerolínea ha enviado cartas a los pilotos declarando todos los vuelos como servicios mínimos y forzándoles a ir a trabajar "bajo amenazas y coacciones".

En este sentido, han agregado que tras no haber cancelado ninguna ruta, Ryanair contraviene la orden de servicios mínimos que dictó ayer el Ministerio de Fomento y "viola" un derecho constitucional.

En este sentido, Sepla ha tachado de abusivos estos servicios mínimos y ha recordado una sentencia reciente de la Audiencia Nacional sobre los servicios mínimos decretados en una huelga de Air Nostrum.

En ella, ha recordado el sindicato de pilotos, el fiscal acusaba al Ministerio de Fomento de haberse inhibido en sus competencias al dejar en manos de la empresa, "una parte interesada en el conflicto", la decisión sobre los vuelos que se suspenden en una huelga.

"El Ministerio de Fomento sigue desoyendo los mandatos de la Justicia, que declaró nula la orden de servicios mínimos que ahora ha calcado. Además, mira hacia otro lado cuando una empresa extranjera incumple sus propias órdenes", ha insistido el Sepla.

Desde Ryanair han insistido en que siguen abiertos a colaborar con el Sepla, al que han invitado a volver a las conversaciones lo antes posible, dado que el cierre de las bases invernales con pérdidas en las Islas Canarias debido al retraso de la entrega de las naves Boeing Max "no se revocará".

"No importa cuántas huelgas fallidas y sin sentido se lleven a cabo", ha agregado Ryanair.

Por su parte, el Sepla ha pedido a las autoridades españolas que actúen ante la aerolínea irlandesa, a la que acusa de hacer de España "su feudo" y "reirse" de las instituciones y de los ciudadanos a costa del dinero público que recibe.

El Sepla, que protagonizará las próximas jornadas de huelga los días 20, 22, 27 y 29 de septiembre, cree que el cierre de estas bases españolas podría suponer el despido de más de 500 empleados de la aerolínea, entre ellos 150 pilotos.

Además, los tripulantes de cabina también llevarán a cabo nuevas jornadas de huelga, de las diez que convocaron, el viernes y el domingo.