EFEMadrid

El secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), Zurab Pololikashvili, cree que volver a pedir pruebas PCR para entrar en los países una vez que están bien avanzados los procesos de vacunación contra la covid "es un paso atrás" y señala que la situación mejorará en primavera en todo el planeta, especialmente en Europa.

En una entrevista con Efe, el máximo responsable del turismo mundial muestra su preocupación con lo que está ocurriendo tras la aparición de ómicron, la nueva variante del coronavirus, especialmente de cara a la Navidad, una fecha en la que el movimiento de turistas es muy importante.

Aunque elude entrar en las actuaciones de cada país -"cada uno tiene sus condiciones"- cree que volver a exigir PCR para entrar (casos de Italia o Reino Unido, entre otros) cuando están ya bien avanzados los procesos de vacunación "es un paso atrás".

Abunda en que con el proceso de vacunación avanzado y con la tercera dosis (en los países del primer mundo) la situación mejorará hacia la primavera, especialmente en Europa.

ARMONIZAR LOS PROTOCOLOS

Para contribuir a la normalización y al reinicio pleno del turismo, la OMT sigue empeñada en armonizar los protocolos en los distintos países, impulsar la inversión en el sector y trabajar en favor de proyectos más sostenibles.

Es clave trabajar en esa dirección para recuperar el empleo en el turismo, porque todavía están en peligro "millones" de familias que viven de la actividad turística en todo el mundo, señala.

Espera que para 2022 vuelva la normalidad, aunque dependerá de la evolución del virus y la vacunación y de cuándo se incorporen completamente a los circuitos mercados tan importantes para el turismo como China, Estados Unidos, Corea, Japón, Rusia, Brasil o México.

Una vez que se vuelva a la normalidad, el turismo tiene capacidad y fuerza para reiniciarse de forma rápida, porque "todo el mundo quiere viajar", aunque la recuperación de los niveles prepandemia no se producirá hasta dentro de dos o tres años.

Aunque no avanza cifras de cómo terminará el año -la Organización había calculado un descenso del 70-75 % sobre los niveles de 2019- afirma que el verano en el hemisferio norte fue mejor que en 2020, año que fue un "desastre" en la historia turística. Sin embargo, en septiembre "otra vez ha cambiado la historia" con la extensión de la variante ómicron.

Rechaza las críticas al papel de la organización en la crisis provocada por el coronavirus: "estamos muy orgullosos de liderar el proceso para reiniciar el turismo, del papel de la OMT apoyando al sector con sus recomendaciones e ideas para reiniciar el turismo, del trabajo con los países miembros y con el sector privado".

De hecho, añade, la OMT fue la primera organización en crear un comité de crisis cuando en marzo se anunció la pandemia, en el que tuvieron participación todos los países, los socios y las organizaciones internacionales con relación con el turismo, y del que salieron recomendaciones y guías para el sector.

Además, "fuimos los primeros en decir que el mundo necesitaba dotarse de estándares homogeneizados para saber cómo viajar".

En estos casi dos años la organización de Naciones Unidas ha elaborado tres guías y recomendaciones, primero sobre la oportunidad de extender el uso de la pruebas PCR, luego sobre la vacunación y después sobre el pasaporte covid -más tarde recomendado por la Unión Europea-, destaca el secretario general.

Zurab Pololikashvili explica que la reciente Asamblea General de la OMT (el máximo órgano decisorio, que se reúne cada dos años) celebrada en Madrid a principio de diciembre ha establecido un plan de trabajo que tiene como ejes la innovacion, la digitalizacion, la sostenibilidad y la educación, además del apoyo al turismo rural.

Resalta el trabajo en favor de la educación, ámbito en el que la OMT ha dado formación a 15.000 alumnos en los últimos dos años en una academia online en la que trabaja con el Instituto de Empresa español. Por el momento han empezado con cuatro cursos que el año que viene serán 35 en cinco idiomas distintos.

El apoyo a la inversión es otro de las guías de trabajo y en este asunto están trabajando en un programa piloto con 15 países para crear guías de inversión que ayuden a desarrollar nuevos destinos.

La Asamblea acordó también abrir tres nuevas oficinas regionales, en Marruecos, Brasil y Argentina, que se suman a la inaugurada en junio en Riad (Arabia Saudí), para reforzar la presencia en las distintas regiones del mundo.

LA VUELTA DE GRANDES PAÍSES A LA OMT

Respecto a la ausencia en la organización de países tan importantes como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Australia, el máximo directivo de la OMT remarca que salieron durante los mandatos de los dos secretarios generales anteriores "porque no estaban contentos con los proyectos que había en esas etapas".

Ahora eso "va a tener otro enfoque, para que vuelvan" porque en temas como la educación, la innovación y la digitalización, EE.UU. y Reino Unido son líderes "y necesitamos que estén con nosotros".

El secretario general explica que están trabajando con los gobiernos, pero, además de la pandemia, en el caso de Estados Unidos ha habido un cambio de Administración.

Se trata de un proceso "largo y difícil", que confía en que pueda fructificar porque el presidente estadounidense, Joe Biden, es defensor del multilateralismo y además han tenido "señales muy positivas".

Durante su mandato no ha salido ningún país de la OMT, ha destacado y se han incorporado dos, Palau en Micronesia (Oceanía) y Antigua-Bermuda, en el Caribe, que aunque son pequeños, viven fundamentalmente del turismo.

Ante las críticas de "falta de transparencia" vertidas por sus dos antecesores (el italiano Francesco Frangialli, entre 1997 y 2009 y el jordano Taleb Rifai, entre 2010 y 2018), Pololikashvili es contundente: "lo han hecho de una manera sucia y fea".

"No quiero mirar al pasado, miro al futuro. No es interesante lo que piensan y opinan pero me olvido de eso. Lo que me da fuerza es que 85 países apoyan mi trabajo, el de la organización y mi liderazgo", ha añadido.

Esther Barranco