El fabricante de deportivos alemán Porsche, que es una marca del grupo Volkswagen, tuvo en el primer semestre un beneficio operativo de 2.790 millones de euros, un 127 % más que un año antes, tras la recuperación de las ventas.

Porsche informó hoy de que la facturación mejoró en el mismo periodo hasta 16.530 millones de euros (+33 %) y la rentabilidad operativa sobre las ventas alcanzó el 16,9 % (9,9 % un año antes).

Las entregas habían caído un 12,4 % en el segundo trimestre de 2020 debido a la pandemia de la covid-19.

Pero en el primer semestre de 2021 han subido hasta 153.656 unidades, un 31 % más que hace un año.

Porsche, que se mostró muy satisfecho con estas cifras, prevé lograr una rentabilidad sobre las ventas operativa del 15 % en 2021.