EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se compromete a una posible exención en el IRPF para las pensiones más bajas así como a destinar el excedente de la recaudación (tras pagar las pensiones) al Fondo de Reserva.

Durante el turno de réplica de Rajoy a los grupos parlamentarios en el debate sobre las pensiones de hoy en el pleno del Congreso, el presidente del Ejecutivo ha respondido así al diputado de UPN Salvador Alli que le ha lanzado estas dos propuestas.

"Tenga la absoluta certeza de que estos dos compromisos los asumo. Son sensatos y razonables", ha puntualizado.

No obstante, la Seguridad Social cerró 2017 con un déficit de 16.800 millones de euros y según las previsiones del Gobierno no saldrá de los números rojos hasta 2020.

Rajoy también ha urgido a la Comisión del Pacto de Toledo a pasar de las recomendaciones a las propuestas, como la de favorecer el envejecimiento activo y avanzar en la compatibilidad de las pensiones con el trabajo.

Ha dicho que el Pacto de Toledo debería adoptar medidas para cerrar el déficit estructural de la Seguridad Social en pocos años, y para intentar compaginar la mejora de las pensiones, especialmente las mas bajas, con el equilibrio del sistema.

También les ha pedido que propongan medidas para mejorar las pensiones de viudedad y para avanzar en la lucha contra el fraude que merma los recursos de la Seguridad Social.

"Yo creo que esto son temas urgentes y no sería muy difícil poder llegar a un entendimiento", ha señalado en respuesta al portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban.

Rajoy también ha reafirmado que el objetivo es que haya unas percepciones dignas y ha vuelto a pedir "no tirar para abajo" las reformas de las pensiones de 2011 y de 2013, pese a que la de 2011 "no la hice yo".

El presidente del Gobierno ha señalado que "sería muy positivo" que el Pacto de Toledo pase de las recomendaciones a las propuestas.

Asimismo se ha mostrado a favor del sistema complementario de planes de previsión social que plantea el PNV y que está implantado en muchos países europeos.

En cuanto a los planes privados de pensiones, Rajoy ha señalado que respeta las decisiones de ahorro de 8,5 millones de personas y que "no se le puede privar" de esa decisión aunque ha recalcado que esto no tiene que ver con el sistema público de pensiones, "que es otra batalla".

En respuesta al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, el presidente del Gobierno le ha instado a seguir trabajando en el Pacto de Toledo y le ha recordado que aunque la revalorización de las pensiones fuera cero, el gasto seguiría aumentando en 2018 en unos 3.800 millones de euros con la entrada de nuevos pensionistas.