EFEMadrid

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, se ha mostrado partidaria de prorrogar la medida de limitar la subida de los alquileres al 2 %, si continúa la inflación elevada cuando acabe su vigencia, el próximo 30 de junio, así como de mantener las ayudas al combustible.

"Estamos analizando las prórrogas que hay que mantener y parece lógico que, si no hay ningún cambio en las circunstancias, sobre todo aquellas medidas que tienen un marcado carácter social este Gobierno las mantenga", ha señalado la ministra en la Feria Inmobiliaria de Madrid Sima 2022.

Sánchez ha subrayado que, aunque el Ejecutivo sigue "preocupado" por la inflación de la energía eléctrica, ha conseguido que a través de la excepción ibérica haya una rebaja de precio, y ha apuntado que "ante ese escenario evidentemente que el Gobierno prorrogará las medidas que sean necesarias para amortiguar el efecto negativo de la crisis y de la subida" de precios.

Tras defender que la limitación de la subida de rentas "tiene un carácter muy social", ha abogado por medidas que "ayuden a la gente a sobrellevar la situación" derivada de la guerra en Ucrania.

Respecto a las ayudas al carburante, ha explicado que el Gobierno está "monitorizando el efecto de esa medida" y ha asegurado que las gasolineras se están "comportando de manera ejemplar" y que le parece "muy injusto que el PP haya acusado a las gasolineras de que están absorbiendo ese beneficio".

"El carburante sigue subiendo y esa medida sigue siendo útil, pero en todo caso no quiero avanzar nada, estamos analizando el impacto y cuando llegue el momento conocerán cuáles se prorrogan y cuáles no", ha insistido la ministra, tras garantizar que "el objetivo de proteger a la ciudadanía, al tejido productivo y a los sectores más afectados es el que va a primar en cualquier caso".