EFEMadrid

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha descartado cambiar el sistema marginalista de fijación de precios en el mercado mayorista de electricidad (pool), que implica que todas las fuentes se retribuyan como la más cara, "saltándonos el marco europeo".

Durante su intervención en Nueva Economía Foru, ha asegurado que, a su juicio, la transformación del sistema energético español está bien orientada porque la única manera de conseguir precios "predecibles, estables y razonables" es logrando "la pronta presencia del 100 % de nuestro sistema sin depender de combustibles en los mercados internacionales ni de la señal de coste de CO2".

En ese tenido, ha subrayado que en poco menos de tres años el peso de la generación de electricidad de origen fósil ha bajado del 25 al 10 o 12 %, aunque aún llevará un tiempo "que esto desaparezca".

"Es verdad que en España tiene un peso muy importante esta señal en un mercado que se diseñó para que fuera fácil y que, en sus grandes líneas, fue diseñado a nivel europeo", ha señalado Ribera en referencia al pool, en el que la última tecnología en entrar es la que marca el precio del resto.

Habitualmente, dependiendo de la hora del día y de la demanda, la última tecnología en entrar en mercado es el ciclo combinado, que funciona con gas natural (cuyo precio está disparado en estos momentos).

"La electricidad, por ese modo de diseñar el precio al que se retribuye, genera un impacto grande sobre el consumidor y el 10 % más caro marca el precio para el conjunto del sistema y hay que ver cómo se puede minorar eso", ha dicho la ministra.

En referencia a qué más cambios se podrían afrontar para rebajar el recibo de la luz, más allá de la reducción temporal de la fiscalidad o de las medidas estructurales que se han anunciado, la ministra ha asegurado que hay una cosa que no están dispuestos a hacer: "saltarnos el marco europeo".

"Eso es fundamental. Es muy importante mantener el criterio de que los debates hay que tenerlos a nivel europeo y España no se va saltar esa regla de oro", ha aseverado Ribera, quien ha asegurado que hay mecanismos dentro de ese marco europeo que permiten distintas alternativas.

En ese sentido, ha recordado que para minorar el importe de los cargos (una de las partes del recibo de la luz) se pondrán en marcha el Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico, que hará que petroleras y gasistas paguen parte de las primas a las renovables, o el dividendo del CO2, que hará que las tecnologías más baratas, como la nuclear o la hidráulica, vean rebajada su retribución.