EFEFlorencia (Italia)

La vicepresidenta tercera del Gobierno español y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, participan hoy y mañana en un foro en Florencia sobre el futuro de Europa, su independencia energética y la guerra en Ucrania.

Se trata de la conferencia "El Estado de la Unión", que cada año organiza el Instituto Universitario Europeo en la ciudad italiana y cuya duodécima edición, que se abre este jueves y lleva por título "¿Una Europa para la próxima generación?", acoge a responsables políticos, académicos y profesionales de 40 países.

Además de Ribera y Borrell, entre los oradores figuran la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola; el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus; el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, y la vicepresidenta de la Comisión Europea para los Valores y la Transparencia, Vera Jourová.

El futuro de Europa en tiempos de guerra, las consecuencias del conflicto en Ucrania, la migración mundial, el avance del Viejo Continente hacia la neutralidad climática, el cambio de la arquitectura de seguridad en Europa y la necesidad de garantizar la estabilidad económica y financiera de Europa serán los principales temas a tratar.

Más allá de Europa, el foro también incluirá sesiones sobre el futuro de las relaciones transatlánticas, el papel emergente de África en la escena mundial y la evolución política de los Balcanes Occidentales.

Este jueves las sesiones se celebrarán en la Badia Fiesolana mientras que el viernes los participantes se reunirán en Palazzo Vecchio, en el corazón de Florencia.

"A lo largo de la última década la conferencia sobre 'El Estado de la Unión' se ha consolidado como un foro clave de debate sobre las cuestiones más pertinentes que afectan a Europa y a los europeos. Políticos y académicos se reúnen en Florencia para desarrollar nuevas ideas para la elaboración de políticas en tiempos difíciles", destacó el presidente del Instituto Universitario Europeo, Renaud Dehousse, en una nota.