EFETeherán

El presidente de Irán, Hasan Rohaní, ha resaltado que la resistencia de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) supuso "otro fracaso" para Estados Unidos, tras el reciente acuerdo para reducir la oferta de crudo.

"A pesar de los esfuerzos de los estadounidenses por interferir en los asuntos de la OPEP y por intentar romper el equilibrio (...) sus planes fueron frustrados", dijo anoche Rohaní en una reunión del Gobierno iraní.

El mandatario agradeció "la resistencia de los países miembros" de la OPEP y de la República Islámica de Irán a los llamamientos de Washington a no reducir la oferta, según un comunicado oficial.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió antes de la reunión del pasado sábado de la OPEP mantener los flujos petroleros: "El mundo no quiere ni necesita" un aumento de los precios del crudo, advirtió en un tuit.

Sin embargo, la OPEP y sus aliados, liderados por Arabia Saudí y Rusia, sellaron el pasado día 7 en Viena un pacto para retirar juntos del mercado 1,2 millones de barriles diarios (mbd) de petróleo.

Esta medida, de seis meses de duración, entrará en vigor en enero próximo con el objetivo de prevenir una oferta excesiva que hunda los precios del crudo.

Irán, junto con Venezuela y Libia, consiguieron quedar exentos del compromiso, como habían solicitado, por las "caídas involuntarias" que sufren en su producción petrolera.

La República Islámica está bajo las sanciones de Estados Unidos, que desde noviembre penalizan a su sector petrolero, cuyos ingresos de divisas son vitales para la maltrecha economía del país.

Washington volvió a imponer sanciones a Irán tras retirarse del acuerdo nuclear multilateral de 2015, aunque finalmente ofreció exenciones temporales a la prohibición de compra de crudo iraní a ocho países, entre ellos China, el principal cliente.

La semana pasado Rohaní denunció que las sanciones estadounidenses son "un claro ejemplo de terrorismo económico" y amenazó de nuevo a EE.UU. con bloquear la exportación de crudo desde el golfo Pérsico si se frena la venta de petróleo iraní.

Las exportaciones petroleras de Irán superaron los 2,5 millones de barriles diarios en los primeros seis meses de 2018; con la llegada de las sanciones cayeron en unos 800.000 barriles y, ahora, se están recuperando.