EFEMadrid

Sacyr obtuvo un beneficio neto de 40 millones de euros en el primer semestre del año, el 43 % menos que un año antes, cuando contabilizó resultados extraordinarios por la venta de la autopista de Guadalmedina.

Sin tener en cuenta este efecto, el resultado hubiese crecido un 233 %, según ha señalado el grupo a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En la primera mitad del año, el resultado bruto de explotación (ebitda) sumó 402 millones, el 16 % superior al del mismo periodo de 2020, apoyado en la evolución de los negocios y la actividad concesional.

En este sentido, los activos concesionales aportaron el 82 % del ebitda, cinco puntos porcentuales más.

Entre enero y junio de este año, la cifra de negocios creció el 4 % hasta los 2.164 millones de euros, y la rentabilidad (margen sobre ebitda) se incrementó al 18,6 %.

Por su parte, la cartera de ingresos futuros cerró el primer semestre en 45.091 millones de euros, el 15 % más que a cierre de 2020, gracias a la incorporación de nuevos proyectos de construcción y concesionales.

El 80 % de esta cartera correspondió a los activos concesionales, que, según Sacyr, contienen un ebitda latente superior a los 22.500 millones de euros para materializarse en el futuro.

POR ÁREAS DE NEGOCIO

La división de Ingeniería e Infraestructuras logró hasta junio una cifra de negocios de 1.283 millones de euros, el 5 % más que en el primer semestre de 2020, mientras que el ebitda aumentó un 8 % hasta los 158 millones.

La cartera de esta división alcanzó los 6.421 millones, el 14 % más que en diciembre, y fue internacional en un 82 %, garantizando 30 meses de actividad. Además, el 50 % corresponde a proyectos de Sacyr Concesiones.

El área de Concesiones facturó 566 millones, el 1 % más, y el ebitda alcanzó los 212 millones, el 26 % más, por la entrada en explotación de varios tramos de vías en cartera y proyectos.

La cartera de ingresos futuros se situó en 35.992 millones, lo que arroja un alza del 16 %.

Servicios, por su parte, redujo un 1 % sus ventas hasta los 494 millones y el ebitda alcanzó los 44 millones, el 8 % superior. La cartera se mantuvo estable en 2.678 millones de euros (+0,4 %).

REDUCCIÓN DE DEUDA

Durante el segundo trimestre del ejercicio, la compañía redujo el endeudamiento neto con recurso en 108 millones de euros y lo situó en 883 millones al cierre de junio, mientras sigue trabajando en diferentes operaciones para continuar disminuyéndola a lo largo del ejercicio.

De hecho, la compañía se ha marcado como objetivo reducirla significativa o incluso eliminarla como parte de su Plan Estratégico 2021-2025.

La deuda neta del grupo, principalmente asociada a los proyectos, se situó en 5.679 millones a cierre de junio.

Con respecto a la retribución al accionista, Sacyr ha pagado dos "scrip dividend" (dividendo flexible) por un valor de 0,096 euros por acción, que representan una rentabilidad por dividendo del 4,6 %.