EFEMadrid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido que la recuperación "no puede detenerse ni ralentizarse" en el sector turístico y para ello ha llamado a la comunidad internacional a redefinir una "movilidad segura", con el certificado covid, y a hacer una "apuesta rotunda por la vacunación".

En su intervención en la 24 Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo (OMT), que se celebra del 1 al 3 de diciembre en Madrid, Sánchez también ha reivindicado el multilateralismo como la mejor forma de afrontar de forma eficaz la pandemia y ha apostado por un nuevo modelo de turismo sostenible.

Ante más de 500 delegados de todo el mundo, incluidos ministros de Turismo de los estados miembros de la OMT, organizaciones internacionales, así como líderes del sector privado y la sociedad civil, el presidente ha aseverado que "la agenda de la recuperación económica mundial no puede parar" y se ha congratulado de los datos de empleo y de llegada de turistas a España conocidos este jueves.

Tras subrayar que "España está en un intenso y pleno periodo de recuperación económica, con un impulso cada vez mayor a medida que avanza el año", ha destacado que este ha sido el mejor noviembre de toda la serie histórica, con 74.381 parados menos que en octubre, que el paro juvenil se ha reducido un 33 % en el último año y que España ya cuenta con el mayor número de afiliados a la Seguridad Social de su historia.

Ha resaltado también que, según el INE, más de 5 millones de turistas llegaron a España en octubre, lo que supone un crecimiento del 400 % respecto al mismo mes de 2020.

Convencido de que esa es la ruta que hay que seguir y que hay que "redefinir", ha propuesto hacerlo sobre cuatro ejes: movilidad segura, vacunación mundial, multilateralismo y turismo sostenible.

Para una movilidad segura ha apelado a la utilización del certificado covid, una iniciativa impulsada por España que se ha convertido -ha dicho- en el medio preferente de Europa para certificar la situación sanitaria de los viajeros en los desplazamientos y que ya están usando más de 49 países, 22 de ellos que no pertenecen a la Unión Europea.

"El sentido de todo ello es generar certidumbre, trasladar confianza para restablecer la movilidad internacional lo más rápidamente posible y que es de fácil aplicación por parte de nuestros conciudadanos", ha argumentado.

Respecto a la situación derivada de la nueva variante ómicron, Sánchez ha apostado por el acceso universal a la vacunación en todo el mundo y ha asegurado que España está volcada en cumplir su compromiso de donar este año 30 millones de vacunas y llegar a los 50 millones de dosis en el primer trimestre de 2022, lo que la convertirá en el quinto país del mundo más solidario en vacunas.

También ha incidido en la importancia de compartir conocimiento y en que España lo está haciendo con la liberalización de la patente de un test de detección del virus, poniéndolo a disposición de los países en vías de desarrollo.

Sánchez además ha aprovechado para hacer un nuevo llamamiento a la comunidad internacional a compartir el conocimiento, la capacidad de fabricación y a "agilizar la distribución de las vacunas a todos los puntos del planeta".

El presidente, asimismo, ha agradecido el trabajo de organismos como la OMS y la OMT en un sistema multilateral que, a su juicio, hay que reformar, pero "es más necesario que nunca".

"Creo que el aislacionismo, la desconfianza, el repliegue y el enfrentamiento competitivo entre naciones serían las peores recetas para afrontar el futuro exigente que nos aguarda", ha defendido.

Ha abogado además por un nuevo modelo de turismo sostenible y por aprovechar los fondos europeos para modernizar el sector turístico español, con el fin de mantener la posición de liderazgo que tenía antes de la pandemia.

Para ello ha recordado que el Gobierno cuenta con un Plan de Modernización y Competitividad del sector turístico, dotado con 3.400 millones de euros, de ellos 1.800 millones para potenciar, en los próximos tres años, la sostenibilidad de los destinos turísticos españoles y acelerar la transición del sector hacia una economía sin emisiones de CO2, impulsando la eficiencia energética y la economía circular en empresas y destinos.

Un plan que también va a financiar la transformación digital del sector y va a lograr un "mejor reequilibrio territorial", potenciando no solamente los destinos de sol y playa, sino también el turismo rural, uno de los grandes activos del sector durante esta pandemia.