EFEMadrid

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha anunciado que su futuro Ejecutivo se compromete a "frenar aún más las subidas de los alquileres" y ha propuesto una Ley Estatal de Vivienda que tenga una función social.

Durante su discurso en el Pleno del Congreso en la primera sesión del debate de investidura, Sánchez ha incidido en la "gran preocupación" que tiene la sociedad española para acceder a la vivienda, sobre todo entre los jóvenes.

"Anuncio y propongo una Ley Estatal de Vivienda para recoger su función social y evitar la exclusión residencial", ha dicho, al tiempo que pondrá en marcha medidas para frenar las subidas abusivas de los precios de los alquileres.

Sánchez ha puntualizado la importancia de una fiscalidad que tenga como objetivo la redistribución de la riqueza, y ha reiterado su intención de subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de forma gradual hasta alcanzar el 60 % del salario medio tal como recomienda la Carta Social Europea para que a final de la Legislatura sea de 1.200 euros.

Asimismo, ha prometido rentas de inserción estables y un ingreso mínimo vital vinculado a la lucha contra la pobreza infantil y ha abogado por un gran pacto nacional en este terreno.