EFEMadrid

El comisario europeo de Trabajo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, ha considerado que la solución a la elevada temporalidad del mercado laboral español tiene que ser equilibrada y que "a lo mejor es necesario diferenciar según el sector o el tipo de empresa".

En rueda de prensa junto a la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, el comisario no ha querido inmiscuirse en la negociación en marcha entre el Gobierno y los agentes sociales, aunque ha recordado que España efectivamente tiene un problema que resolver que es el "el nivel de extremadamente elevado de contratos temporales".

Ha recordado que la Comisión Europea (CE) ha llamado la atención sobre una situación "que no es del todo normal, con una proporción enorme de contratos de duración determinada".

El comisario ha asegurado que de sus reuniones de este jueves con diferentes miembros del Gobierno ha sacado la impresión de que se han hecho muchos progresos y que la negociación podría "concluir rápidamente".

Calviño, por su parte, ha asegurado que los empresarios son los primeros interesados en tener una buena reforma laboral y en llegar a un acuerdo antes de final de año, porque permitirá tener seguridad jurídica y que los cambios sean duraderos y efectivos.

"En el Gobierno estamos determinados a conseguir ese acuerdo tripartito de aquí a final de año porque es lo que el país necesita", ha dicho Calviño, que ha recordado que se está trabajando intensamente, con dos reuniones a la semana, para lograr el pacto a tiempo.