EFEBruselas

El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) a cargo del Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, destacó este viernes el impulso internacional "fuerte" que la nueva administración de Joe Biden en Estados Unidos supone para llevar adelante una "ambiciosa" acción climática "en interés de la humanidad".

Timmermans reaccionó así tras mantener un encuentro con el enviado presidencial para el Clima de Estados Unidos, John Kerry, en una videoconferencia en la que también estuvo el alto representante comunitario de política exterior, Josep Borrell, y varios ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE).

"El impulso internacional es fuerte. Juntos podemos convencer a más países de que una ambiciosa acción climática en la COP26 en Glasgow es en interés de la humanidad", escribió Timmermans en su cuenta de la red social Twitter, en alusión a la cumbre climática que se celebrará este año en la ciudad escocesa.

"Después de nuestra primera charla de ayer", la reunión con Kerry este viernes fue "un gran encuentro" de nuevo, señaló el responsable del Pacto Verde Europeo.

Según informó en un comunicado el ministro de Exteriores de Dinamarca, anfitrión del encuentro por videollamada, Jeppe Kofod, la cita fue la primera reunión de Kerry con diplomáticos europeos desde que el nuevo presidente de Estados Unidos, Joe Biden, firmó una orden ejecutiva para que su país se reincorpore al Acuerdo de París.

"Ha sido muy positivo sentarse cara a cara con John Kerry sabiendo que Estados Unidos está regresando a la lucha contra el cambio climático. Estoy expectante ante la cooperación en el futuro. Sin Estados Unidos como un actor activo nunca alcanzaremos los objetivos del Acuerdo de París", indicó.

Por ese pacto, alcanzado en 2015, la comunidad internacional se comprometió a hacer todo lo posible, cada país en su marco nacional, para que las temperaturas medias no se incrementen más de dos grados con respecto a los valores preindustriales para evitar así las consecuencias más catastróficas del calentamiento global.

"La vuelta de EE.UU. al Acuerdo de París es un salto para el liderazgo climático conjunto y una mayor ambición global", destacó en Twitter, por su parte, el ministro de Exteriores de Países Bajos, Stef Blok.

El jefe de la diplomacia neerlandesa consideró que es "bueno" hablar con Kerry sobre "la importancia de detener el cambio climático", por lo que dio las gracias a su colega danés por "organizar el debate de hoy".

En un comunicado, el titular de Asuntos Exteriores y Europeos de Luxemburgo, Jean Asselborn, quien también participó en esta reunión sobre "cuestiones relacionadas con la diplomacia climática", resaltó que el debate con Kerry puso de manifiesto que Estados Unidos y la Unión Europea están "de acuerdo en la urgencia de actuar para limitar el aumento de la temperatura a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales y lograr la neutralidad climática en 2050".

Sobre esta base, añadió, abordaron las formas de "reforzar la cooperación transatlántica en el ámbito crucial de la lucha contra el cambio climático".

El jefe de la diplomacia luxemburguesa subrayó el vínculo entre clima y seguridad, que, según dijo, también reconoció Kerry y se refirió a los debates que se celebrarán sobre este asunto en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.