EFETokio

La Bolsa de Tokio cerró hoy mixta después de que los inversores adoptaran una actitud de espera antes de la publicación, en las próximas horas, de las minutas de la última reunión mensual de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.

El índice de referencia Nikkei avanzó 45,71 puntos, un 0,21 %, hasta situarse en 21.910,97 enteros, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, retrocedió 0,84 puntos, un 0,05 %, hasta las 1.761,61 unidades.

El parqué tokiota abrió con ganancias y su principal selectivo llegó a subir hasta casi un 1 %, en una negociación volátil en la que el frenazo de la apreciación del yen frente al billete verde impulsó a las compañías domésticas orientadas a la exportación.

Tokio cedió parte de sus ganancias y su segundo índice cerró en negativo después de que los inversores optaran por la cautela antes de la publicación de las minutas del banco central estadounidense, en las que esperan hallar pistas sobre el número de alzas de tipos para este año y la opinión de la Fed sobre la inflación.

Los inversionistas locales también siguen pendientes de los bonos de Tesoro de Estados Unidos, que en enero experimentaron una abrupta subida que sacudió los mercados financieros mundiales.

Los sectores del cristal, la maquinaria eléctrica y los productos misceláneos lideraron las ganancias, mientras que las aseguradoras, las casas de valores y la banca cosecharon los principales retrocesos.

Los exportadores y fabricantes de maquinaria tuvieron hoy un buen desempeño después de que el yen frenara su fortalecimiento frente al dólar estadounidense, que ayer llevó a la plaza nipona a romper una racha al alza de cuatro jornadas.

El fabricante de vehículos Honda subió un 1,6 %, Fuji Machine Manufacturing escaló un 1,5 % y Sony avanzó un idéntico 1,5 %.

Los bancos se situaron entre las compañías que retrocedieron y, en este sentido, entre ellos los grupos financieros Mizuho y Nomura que cayeron un 1,1 % y 1,9 %, respectivamente.

En la primera sección, 1.087 valores avanzaron frente a 897 que retrocedieron, mientras que 82 terminaron el día sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 2,686 billones de yenes (20.222 millones de euros), frente a los 2,239 billones de yenes (16.856 millones de euros) de la víspera.