EFEIbiza

Unas 600 personas se han manifestado este domingo por la tarde en Ibiza en apoyo a las limpiadoras y camareras de piso, conocidas como las "kellys", que han cerrado dos días de huelga para reclamar la regulación y rebaja de su carga de trabajo.

El paro, al que estaban convocadas entre 7.000 y 8.000 trabajadoras de las Pitiusas, ha sido secundado por 2.000 "kellys" de Ibiza, que suponen el 33 % de las 6.000 que hay en la isla, según el sindicato CGT. El paro no ha tenido seguimiento en Formentera.

En la movilización, con presencia mayoritaria de trabajadoras, pero también de representantes de partidos políticos de izquierda y de movimientos feministas y sociales, las "kellys" han mostrado pancartas que reclaman "jubilación anticipada" y que reivindican "no somos robots, somos humanos" y "manos arriba, esto es un contrato".

La manifestación ha comenzado a las 19.30 horas en el Parque de la Paz de Ibiza y ha alcanzado el Paseo de Vara de Rey pasadas las 20.30 horas, con cánticos de "esa patronal, no nos va a callar" y "basta ya, de tanta explotación".

Una vez en el céntrico paseo, las "kellys" han leído un manifiesto para destacar que han "hecho historia" al convocar la "primera huelga" de camareras y limpiadoras de piso en todo el Estado español.

Las trabajadoras han manifestado su "absoluta" decepción con los sindicatos mayoritarios, CCOO y UGT, porque no han apoyado el paro, al que sólo se ha sumado CGT, y han criticado que la patronal hotelera pasa de ellas "olímpicamente".

Las trabajadoras han cuestionado a la Federación Hotelera de Ibiza y Formentera, con la que "no ha habido opción de poder llegar a un acuerdo" y han denunciado que los hoteleros "seguirán llenándose sus bolsillos" a costa de su salud y de su trabajo.