EFEBarcelona

Un incendio en la fábrica de un proveedor de Seat ha obligado a la compañía automovilística a parar todas las líneas de montaje de su planta de Martorell (Barcelona) al menos hasta la tarde del jueves.

La empresa Faurecia de Abrera (Barcelona), que produce salpicaderos para Seat, sufrió la noche del pasado martes un grave incendio que dañó la maquinaria y la propia estructura de la planta, lo que ha acabado afectando a la producción de la automovilística por falta de suministros.

Seat se ha visto obligada hoy a detener la actividad de todas las líneas de producción en el turno de tarde y de noche, y por el momento la medida afectará también al turno de mañana del jueves, según han explicado a Efe fuentes de la compañía.

La dirección de Seat, que trabaja ya en la búsqueda de una solución que permita reactivar la actividad, se volverá a reunir este jueves por la mañana para valorar la situación y determinar si la producción puede o no reanudarse por la tarde.

Por el momento, la supresión de estos tres turnos de trabajo -tarde, noche y mañana- comportará que se queden en casa unos 6.600 trabajadores vinculados a la producción y que se dejen de fabricar unos 2.200 coches.

Seat ya tuvo que interrumpir la producción el pasado 18 de octubre debido a las protestas independentistas y a la huelga general convocada en Cataluña.