EFEMadrid

Las noches consumidas en los hoteles españoles en el mes de agosto pasaron de casi 47 millones hace un año a 16,8 millones, un 64,3 % menos, al tiempo que los establecimientos bajaron sus precios un 9,6 % para tratar de captar la escasa demanda registrada como consecuencia de la pandemia.

En agosto, el mes tradicionalmente más potente del turismo en España, se observó una cierta recuperación respecto a julio, apoyada sobre todo en el turismo nacional, pero con grados de ocupación muy bajos (44,2 % frente a 76,8 % hace un año). Las mayores ocupaciones se dieron en Asturias y Cantabria.

Los datos de la Encuesta de Coyuntura Hotelera que ha publicado este miércoles el Instituto Nacional de Estadística (INE) reflejan que los precios bajaron en agosto un 9,6 % sobre el año anterior pero descendieron también sobre el mes de julio, en 1,4 puntos, en un intento de los hoteleros de compensar los efectos de la intensificación de las restricciones en distintos países, sobre todo en los grandes emisores de turistas hacia España.

APENAS 1,2 MILLONES DE VIAJEROS INTERNACIONALES

Así lo atestiguan las cifras de viajeros internacionales: en agosto llegaron a España 1,2 millones de extranjeros, frente a 6,52 millones un año antes. Las noches consumidas por franceses, alemanes y británicos -los tres principales emisores en ese mes- bajaron el 67 %, 79,4 % y 94,5 %, respectivamente.

La caída del 64,3 % en las noches consumidas en agosto es algo mejor que el dato de julio, cuando hubo un descenso del 73,4 %. Lo mismo ocurre con los viajeros registrados en los hoteles, que pasaron de 4,3 a 5,8 millones, pero lejos de los 12,9 millones de hace un año.

LOS NACIONALES ELIGEN ANDALUCÍA, CATALUÑA Y COMUNIDAD VALENCIANA

De los 5,8 millones de viajeros totales, 4,6 millones eran residentes en España (6,3 millones en agosto de 2019) y eligieron sobre todo Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana, todas ellas con caídas interanuales, del 33,2 %, del 19,8 % y del 45,9 % respectivamente.

El principal destino para los no residentes fue Baleares, con un 29,7 % del total de pernoctaciones, aunque con un descenso del 85,6 % sobre agosto de 2019. Los siguientes destinos son Canarias (caída del 79,9 %) y Cataluña (recorte del 88,1 %).

En conjunto, en volumen de noches consumidas, Andalucía, Cataluña y Baleares fueron los destinos principales. Todos ellos registraron caídas interanuales: del 53 %, del 68,9 % y del 80,2 %, respectivamente.

CANTABRIA Y ASTURIAS, CON LAS MEJORES OCUPACIONES

Sin embargo, los mejores resultados en ocupación hotelera se situaron en el norte del país: Cantabria (70,6 %), y Asturias (68,2 %). En concreto, los hoteles de Colunga y Ribadesella (Asturias), Suances (Cantabria) y Broto (Huesca) son los puntos turísticos que registran ocupaciones más altas, por encima del 80 %.

En agosto mejoró algo el número de establecimientos abiertos, de los 12.068 de julio a 13.008, aunque aún son un 23,2 % menos que los que prestaban servicio un año antes. La estancia media bajó un 21,1 %, hasta 2,9 noches.

Los hoteles ofrecieron 1,196 millones de plazas, un 61,4 % de las disponibles un año antes. La estancia media también se resintió, ya que bajó un 21,1 %, hasta 2,9 noches este agosto último. Los hoteles más visitados fueron los de cuatro estrellas.

En el conjunto de julio y agosto, las noches de hotel consumidas bajaron un 68,6 % respecto a esos meses de 2019, pero la caída es más fuerte entre los no residentes (84,5 %) que entre los nacionales (41,3 %).

En los ocho primeros meses de 2020 se han producido 72,4 millones de pernoctaciones, un 69,8 % menos que los 239,7 millones de ese período de 2019.

LA RENTABILIDAD, EN MÍNIMOS

La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR, en inglés) es de 96,8 euros en agosto, lo que supone un descenso del 11,5 % respecto al mismo mes de 2019.

Por su parte, el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR, en inglés), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros y es el mejor termómetro de la rentabilidad del sector, quedó en 44 euros, frente a 87,3 euros de hace un año.

Por categorías, el RevPAR es de 83,7 euros en los hoteles de cinco estrellas (51,3 % menos); de 51,7 euros en los de cuatro (-49,4 %), y de 40,9 euros para los de tres estrellas (-48,6 %).

Esther Barranco